Zonas erógenas de la mujer: Descubre su mapa del placer

El cuerpo femenino es un mundo por explorar cuando del placer se trata: sus zonas erógenas van mucho más allá de sus pechos y genitales. Te invitamos a conocer mejor el mapa del placer en la mujer. ¡Atención hombres!

  • Cabeza y cabello: las caricias en la cabeza y, especialmente, en el cabello, son altamente relajantes. Ideales para liberar tensiones y para ir preparando el terreno para un encuentro íntimo. La relajación es importante para que se pueda generar buena tensión sexual en el cuerpo y para que la respuesta sexual sea también la adecuada.
  • Orejas: sí, las orejas también son buena fuente de placer. Especialmente, el lóbulo y las zonas detrás de las orejas, ya que son altamente sensibles a los besos, suaves mordidas y sopliditos.

mapaerotico1

  • Ojos: aunque suene raro, los ojos también forman parte de este mapa. Románticos y erotizantes son los “besos de ojos”: consiste en rozar los párpados y pestañas con los del otro, a modo de beso.
  • Boca y lengua: los besos y roces con boca y lengua son una parada ineludible, y la que se deberá repetir muchas veces en el recorrido. Preámbulo tan inevitable como excitante.
  • Cuello y hombros: el cuello, en especial, la nuca es muy sensible a la estimulación sexual, ya sea manual u oral. Las caricias y besos en estas partes del cuerpo también ponen a tono.
  • Manos y dedos: la principal vía de entrada del tacto, la receptividad nerviosa de los dedos permite sentir las texturas, temperaturas y formas. Sin dudas, el mejor medio para estimular y explorar al otro. Muchas personas, además, disfrutan de la estimulación oral de los dedos así como de la imagen que se genera al colocar algún dedo, propio o ajeno, en la boca.
  • Espalda: junto con el cuello suele ser una de las zonas erógenas favoritas de muchas mujeres, pero a la pocos hombres prestan atención. Detenerse aquí puede elevar a muchas mujeres a lugares inexplicables.

mapaerotico2

  • Cintura, caderas y bajo vientre: son zonas que muchos hombres pasan por alto en las mujeres, no obstante, esta zona es altamente estimulante.
  • Muslos internos: para muchas mujeres la estimulación en la cara interna de los muslos es también altamente gratificante, incluso, la antesala del clímax. Eso sí, que sean siempre caricias suaves, besos ligeros, toques superficiales.

Imágenes: pulzo.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *