Venganza virtual ¡Ataque de celos 2.0!

Queda demostrado. Aunque durante dos años todo haya ido de perlas, vuestro final ha llegado. Y no pasaría nada de nada si consiguieseis terminar genial, pero lo que ha pasado es que ahora os lleváis como el perro y el gato. Y claro, esto tiene sus consecuencias.

Sobre todo, si durante estos dos años habéis compartido muchas cosas. ¿A qué nos referimos por cosas? Vídeos comprometidos, imágenes comprometidas… Mensajes comprometidas, conversaciones comprometidas, regalos comprometidos

Vamos que no te libras de ésta. Porque, cuando hay rencor de por medio, tenemos que aplicar el lema: “piensa mal y acertarás”. Si pudiésemos te ayudaríamos a robarle toda la información que tiene tuya… Pero sentimos decirte, ahora hay que esperar a ver qué sucede…

Efectivamente. Te has levantado esta mañana muy tranquila, has recapacitado con la almohada y pensabas arreglar las cosas con tu ex y determinar una amistad cordial, una relación de conocidos, al menos de momento. Tenías todas tu buena fe puesta en él. Hasta que S.O.S, tu mejor amiga tiene un vídeo para enseñarte, un vídeo que proviene del muro de Facebook de tu ex y que, al parecer, va sobre ti.

Inmediatamente, lo sabes. Blanco y en botella. Y comienzas a recordar aquella estúpida noche y por qué accediste a dejarle grabar aquellos vídeos… La liaste parda, pardísima. Y ahora tendrás que aguantar las consecuencias de las venganzas virtuales. Tú puedes aprovechar y hacer lo mismo, en el caso de que poseas algo de mucho valor para él.

Pero, si quieres saber una cosa… No vale la pena. Es mejor dejarle hacer para que se dé cuenta de que no ha actuado de forma positiva. Te ha dejado mal a ti sin ninguna razón. Y tú ahora tendrás que demostrar tu madurez olvidándote del tema y demostrando por qué eres una señorita. Si te ha molestado que hiciera eso, recuerda, es mejor que le pagues con una moneda similar… Con la indiferencia, que es la que más duele.

Imagen: Gucci.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *