¿Tu pareja finge? ¿Cómo saberlo?

Te explicamos algunos truquillos para descubrir si tu pareja alcanza realmente el máximo placer en las relaciones o si por el contrario finge. ¡Entérate!

¿Cómo puntuarías tus relaciones sexuales con tu pareja? ¿Crees que los dos disfrutáis al máximo de los encuentros? ¿Serías capaz de asegurara que tu pareja nunca ha fingido? Para los que hayáis contestado positivamente a estas preguntas, os aconsejamos que os sentéis. ¡5 de cada 10 españolas finge en sus relaciones de pareja! Y esto significa concretamente que ¡5 de cada 10 mujeres hacen creer a su pareja que alcanza el máximo placer!

Estos son los resultados de un estudio realizado por La Maleta Roja entre más de 2.800 españoles, que señala la urgente necesidad e importancia de una comunicación y confianza mutua.

¿Cómo saber si tu pareja finge? Para empezar fíjate en su actuación. No todo el mundo tiene dotes de interpretación y es posible que en el momento clave, se sobreactúe. Y si además eres una persona observadora, verás que cuando se llega al clímax hay claros aspectos físicos que lo revela, como por ejemplo las pequeñas convulsiones. Otro aspecto clave es la fase post-coital, ¿qué hace justo después? Normalmente, tanto hombres como mujeres se dejan caer en la cama en un estado de relajación absoluto y en muchas ocasiones hasta se duermen. Si tu pareja se levanta como si no hubiera pasado nada y se ocupa en otras cosas es un signo de sospecha. Que no le apetezca nunca tener sexo también es un signo de que no alcanza el máximo placer. Pero, una de las maneras más efectivas es preguntárselo directamente y abiertamente, y ver cómo reacciona.

5 de cada 10 españolas finge en sus relaciones de pareja

¡¿Por qué fingen las mujeres un orgasmo?! ¡Las únicas perjudicadas son ellas! Se entiende que puedan exagerar un poco durante el sexo para que su pareja se excite más pero ¡nunca fingir un orgasmo! Si el problema es personal, y no puede alcanzar el clímax por más que quiera, deberían pedir ayuda y consejo de un experto para encontrar el origen de la dificultad y solucionarla. Pero si el problema radica en la pareja, la solución es más que sencilla ¡comunicación! Cuéntale y explícale lo que te gusta y cómo te gusta, sin tapujos. Solo a través de una comunicación sincera y de una relación basada en la confianza, tanto mujeres como hombres aprenderán a disfrutar de sus relaciones íntimas y a conocerse mejor.

Autor: Eva Marco

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *