Tópicos de pareja ¡La verdad sale a la luz!

Cuando empezamos una  relación y esta se va desarrollando a su propia marcha, sea la que sea, nos enfrentamos a algunas concepciones establecidas por nuestra sociedad y por la historia de las relaciones hasta la fecha. ¿Habladurías? No, por ello se llaman tópicos. Pero hoy desmitificamos cualquier instinto de supervivencia de mentiras entre parejas.

Cosas como que Nosotras somos unas maniáticas del orden y que ellos siempre tienen la razón en todo pueden ser desbancadas después de leer, atentas, estos tópicos y después de haberlos echado por el suelo. Porque no te olvides de que en cualquier relación tú pones las reglas. Y las normas de convivencia se manejan a vuestro antojo. Dejar que una lista de creencias nos afecte hasta tal punto que las creamos verdaderas es una tontería. Esto sí que son habladurías.

La verdad es que hemos llegado a ser hasta miedo por no estar a la altura con nuestro chico. ¿Y esto debido a qué? Debido a que parece que exista una línea que nos impida estar debajo de ella. Siempre tenemos que estar por encima. ¿A qué nos referimos? A que las relaciones están sobrevaloradas, a que, realmente, tanto tú como él sois los únicos que importáis. Y ¿qué más da todo lo que  haya habido antes o todo lo que haya ocurrido hace años en vuestras vidas?

Como pareja comenzáis ahora, por tanto, ¿de qué sirve, si no poneros obstáculos a vosotros mismos? ¿Y sabéis de qué son culpa? De tanto tópico por aquí y por allá. Solo saben molestar. Así que, ahora, volvemos a tomar el mando, volvemos a reinar. Y ello, significa, el fin de tantas chismorreadas.

1. La edad no importa

Por fin, podemos decir que, ¿qué más da si os lleváis diez años? ¿Qué más da si tú eres mayor que él, o si él es mucho mayor que tú? ¿Qué importa que rehagáis vuestra vida juntos? No, la edad no importa. Ni nunca ha importado. Todo puede salir mal y todo puede salir bien. Y estas probabilidades nada tienen que ver con la generación en la que hayáis nacido. Puede que afecte un poco el concepto de ver vuestras vidas, esto es cierto y no te lo podemos negar, pero si logras superarlo, nada tiene por qué venceros.

 2. La regla del sexo

¿Cómo que no puede haber sexo en la primera cita? ¿Quién dijo eso? ¿Se atrevería a decirlo ahora mismo, en la actualidad? Los tiempos han cambiado. Hemos evolucionado muchísimo. Y además, si te gusta el chico, te encantaría tener relaciones con él sea cuando sea. Lo que ocurre es que, por comportarnos como señoritas, negamos nuestros instintos. Pero, ¿qué más da? Vive tu vida sin importar lo que los demás piensen o hagan.

3. Sus ex son tus enemigas

¿Desde cuándo? ¿Desde que alguien, por casualidad, tuvo una mala experiencia con una ex novia de su actual novio? Esto son ejemplos prácticos que nada tendrían que aplicarse a un patrón común. Y quien los crea, mal encaminada va. ¿Por qué tenemos que empezar con relaciones negativas si sigue siendo amiga de tu novia? Ah, y otra cosa, ni se te ocurra malpensar de su amistad. Esto podría ser el declive de vuestra relación.

4. Las relaciones a distancia nunca funcionan

Es complicado, puede ser. Pero no imposible. Lo que ocurre es que es mucho más cómodo pasar del tema que enfrentarse a él. Pero, estamos seguras, que muchas parejas han sobrevivido a la distancia y han salido fortalecidas. ¿Cuál es el motivo de que se piense así? Que hoy en día no se lucha por nada. Y la ley del mínimo esfuerzo es nuestra máxima. Esta es la verdad.

5. Mala relación con la madre del novio

En general, existe la creencia de que te llevarás mal con cualquier fémina de su familia. Pero esto es otra tontería. Porque, ¿tú crees que su madre no te va a acoger con los brazos abiertos? Si lo que más desea una madre es la felicidad de los suyos. Si ve que contigo está feliz, tranquila, no habrá  ninguna negatividad de por medio.

Imagen: Springfield.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *