Todo lo que necesitas saber para hacer sexo anal

¿Sabéis cómo hacer sexo anal? ¿Alguna vez lo habéis probado o lo habéis intentado hacer? Tener sexo anal no es algo trivial y menos para los primerizos. Hay personas que no se deciden por el temor a que esta práctica les produzca dolor, pero esto no tiene porqué ser así si se siguen los consejos que se siguen a continuación.

Según un estudio de la Universidad de Florida el 40% de los adultos ha tenido sexo anal al menos una vez en su vida y entre el 10 y el 20% de las parejas lo practican con regularidad. Así que podéis ver que es una práctica más habitual de lo que la gente piensa. Estos son nuestros consejos:

¿Cuándo debo acceder hacerlo? Como en cualquier asunto en relación al sexo, nunca hay que forzar el momento y ambos miembros de la pareja deben estar listos para ello. Hazlo porque quieres probar algo nuevo, porque te excita o porque tienes curiosidad, pero nunca por ceder ante los deseos de tu pareja o por obligación.

Y si la primera vez no te ha gustado, ten en cuenta que puede ser debido a múltiples causas. Puede ser porque había demasiada tensión en el ambiente, porque no estabas lo suficientemente relajada, porque él no respetó los pasos a seguir… Ten en cuenta que en esta sociedad no nos enseñen a practicarlo, no nacemos sabiendo cómo hacerlo y por eso es la práctica la que hace al maestro. Hay que ser pacientes.

sexo_anal

Como hacer sexo anal: La relajación.  El ano al ser un esfínter muscular tiende a ofrecer resistencia, por ello hay que crear una situación muy relajante y que dé seguridad a ambos. No tratéis de improvisarlo, ni de hacerlo de prisa y corriendo porque os entre un calentón.

La gran importancia de la lubricación: El ano no tiene la propiedad de auto-lubricarse como la vagina por lo que es conveniente usar un lubricante antes de la penetración con el pene o el dedo. Los mejores lubricantes son los de agua o base silicona para esta práctica. Nunca usar un lubricante anestésicos o que insensibilice la zona, puede ser peligroso al perder el control de tu sensibilidad.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de la penetración anal? Si es la primera vez que os planteáis disfrutar de esta forma, se puede comenzar masajeando el ano con movimientos circulares con la yema de los dedos. Sin introducirlo. Hacedlo sin prisas y poco a poco ya que a medida que aumente la pasión, más se relajará la persona a quien están estimulando. También se puede realizar el beso negro, que es la estimulación oral del ano, con la lengua. Para ello, la higiene de dicha zona es muy importante.

Hay que respetar a tu pareja, si sus gemidos aumentan vas bien pero si intenta llevar las manos hacia atrás para pararte o detenerte, no insistas y tomadlo con calma porque es una zona muy sensible y la puedes lastimar.

sexo_anal_3

A continuación se puede jugar introduciendo un dedo en su interior lubricándolo con saliva o con lo que hemos dicho previamente. Si es la primera vez que lo haces, deja el dedo quieto durante unos momentos para que tu pareja asimile y disfrute de esa sensación. Después puedes hacer movimientos circulares y acariciar las paredes.

¿Cómo hacer sexo anal? Tras la lubricación del pene, la penetración debe ser suave y paulatina. Recordad que puede ser necesario dilatar más la zona, con lo que deberías volver a hacerlo con el dedo. Es obligatorio el retirarse y no forzar la penetración si tu pareja siente dolor ya que este puede ser porque no le guste, porque no esté lo suficientemente relajada o porque esté incómoda y por eso no se debe continuar.

¿Quién dirige la penetración anal? En este caso quien debe mantener el control en todo momento es la persona que está siendo penetrada, sobre todo durante las primeras veces que se hace, ya que si no se tiene experiencia se le puede producir daños y/o desgarros.

Sexo vaginal después ¡nunca! Si se está realizando esta técnica sin preservativo, es importante no pasar de la penetración anal a la vaginal porque la primera lleva asociados importantes riesgos para la salud porque en el ano hay gran cantidad de microorganismos perniciosos. Si deseas pasar a la penetración vaginal, hacedlo pero que antes él se lave el pene con abundante agua.

Utiliza protección: El sexo anal es uno de las prácticas sexuales con mayor riesgo de transmisión de enfermedades sexuales como el VIH, por ello siempre es recomendable el uso del preservativo.

7

Víctor M. García es el escritor de los libros eróticos: “Atreverse o no atreverse”, “¿Sueñas o disfrutas?» y del thriller erótico: “Atada a tu piel” (Mayo 2015). Víctor ofrece un punto de vista diferente al narrar en primera persona historias que tienen mujeres como protagonistas, mostrando así cómo un hombre ve la sexualidad femenina. Su historia personal refleja un increíble cambio sobre cómo una persona da un vuelco a su carrera profesional -Ingeniero Técnico Aeronáutico- para dedicarse a su pasión, la literatura.

Imágenes: codigonuevo/curiosidades.batanga/

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *