¿Funciona realmente hacer terapia de pareja?

Las causas más frecuentes cuando se decide ir a una terapia de pareja pueden ser muchas y de muy diversa índole. Las más habituales son sobre todo la rutina diaria, el desgaste que surge de la convivencia, las discusiones y la falta de sexo. Es en estos casos cuando la mayoría de las parejas se plantean acudir a terapia, pero, ¿realmente funcionan? Nosotras queremos informarte sobre ello y darte algunas claves por si te encuentras en esta situación. ¡Atenta!

Lo más importante es cuando te das cuenta de que necesitas un cambio drástico en la relación pero no sabes como actuar y llevarlo a cabo. La teoría parece simple pero llevarlo a la práctica ya es otro tema. Según el experto en terapia de pareja Anfruns Nomen, responsable del área Clínica del Instituto Gomá, es a partir del quinto año cuando una relación comienza a desgastarse. Por este motivo, los problemas no resueltos en una pareja podrían empezar a enquistarse si no se plantean soluciones a tiempo.

foto cuore

La voluntad y la motivación son esenciales

Según el experto Anfruns Nomen ‘El éxito de una terapia de pareja puede rondar en torno al 70%, sin embargo, si la pareja acude dos años antes de que aparezcan los primeros problemas podría ser aún más efectiva’.  La realidad es que si existe un problema profundo por el cual siempre se discute, día tras día, incluso año tras año y no se llega a una solución, lo más recomendable no es dejarlo pasar sino acudir a terapia cuanto antes.Para ello, lo primordial es que los dos miembros de la pareja sean conscientes del problema y quieran solucionar las cosas, ese es el primer paso.

elpradopsicologos

¿Continuar, o dejar a la pareja?

Una terapia no solo valdría para recuperar una relación sino que también puede servir para tener una ruptura lo menos dolorosa posible. El objetivo es que la pareja se comunique para sentirse mejor con ellos mismos y con su pareja. Según la “Association of Marriage and Family Therapists de EEUU” -Asociación de Terapeutas Matrimoniales y Familiares de Estados Unidos-, tres de cada cuatro parejas que acuden a terapia admiten una mejoría en su relación. Pero a veces esto no es suficiente, en una terapia en la que se hablan de los problemas, se puede llegar  la conclusión de que lo mejor es poner punto y final.

Puede que nosotras sepamos cuáles pueden ser las soluciones a nuestros problemas con nuestra pareja, pero a veces no tenemos las herramientas suficientes para llevarlas a cabo, por ello, necesitamos un motor mayor que nos empuje  a moldear y cambiar ciertas actitudes si de verdad nuestro objetivo es salvar nuestra relación. La terapia funcionará siempre y cuando tengamos el fuerte convencimiento de que puede hacerlo, pues al final solo tú misma y tu pareja sois los dueños de vuestra unión o separación.

 

Y tú ¿ Qué opinas?

Imágenes: Pinterest, Elpradopsicologos

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *