Situaciones embarazosas ¡Los «Tierra Trágame» con tu pareja más incomodos!

Tu pareja y tu estáis súper unidos. Tanto, tanto que habéis pasado por mil discusiones y no hay nada ni nadie que os separe pero, ¿cuántas situaciones embarazosas habéis vivido o mejor dicho, habéis sufrido? Nosotras te hacemos un repaso por aquellas que suben más el color a tus mejillas y que más incomodan a ambas partes.

Estás charlando con tus amigas, de nada concreto en realidad. Pero ya sabéis… las chicas, los cotilleos, los cambios de tema… Total, que llegáis al cómico tema de las situaciones embarazosas. Sí, ésas que le han pasado a una amiga de tu madre, o a una conocida de una amiga tuya, o a la novia de un amigo de tu chico… Sí, claro, claro… A todas menos a ti, ¿no? Seamos claras, estas cosas nos pasan a más de una.

– ¿Soy la única que no aguanta a su madre?: Os reunís con su familia muy pocas veces pero siempre, siempre, su madre aprovecha para meterse con el largo de tu vestido, con tu indomable pelo o para restregarte que tu novio siempre será su niño. Lo peor es cuando las celebraciones reúnen a ambas familias y entre ellos ni se miran. ¡Vaya comidita…!

– ¿Cómo se le ocurre olvidarse de nuestro aniversario? Por la mañana has ido a depilarte, a la pelu, te has comprarte lencería sexy y has repelado incluso para un regalo. Llega la noche y salís a cenar con otra pareja. De pronto, adviertes una pregunta que te descoloca, y una respuesta que te mata. –Oye, Raúl, ¿y hace cuánto estáis juntos? –Pues bueno, pronto celebramos nuestro segundo aniversario, ¿verdad, Marta? Sí, pronto

– ¿Pero que te has puesto, hijo mío?: Desde que ha llegado a los treinta se ha rejuvenecido, o eso cree él, vamos. Ha pasado de vestir normal a vestir casual y vintage, como él dice. Tanto es así que ya no sabes si ha comprado esa camisa en una tienda o la ha pintado tu sobrino. Lo peor es cuando quedáis con amigos comunes y todos notan la presencia de Raúl a kilómetros. Te mueres de vergüenza.

– ¿Eso es todo?: Lleváis juntos poco tiempo y has decidido esperar a acostarte con él para estar segura. Te encanta y te pone mucho, pero la noche definitiva… Te cae al suelo y todo lo que te ponía se esfuma. No ha conseguido que llegues al orgasmo mientras él se lo está pasando pipa… Te da mucha pena e intentas fingirlo, pero para fingir eso tendrías que tener un master concedido por la Academia de Hollywood.

– Se me ha escapado: Habéis pasado una noche de pasión y lujuria. Y justo a la mañana siguiente: POOP. Pedito. Te pones roja como un tomate. ¡¡¿Qué hago?!! Es tarde, él ya lleva dos horas riéndose.

– De compras y algo más: Te acompaña en tu recorrido por varias tiendas. Has cogido unos vaqueros para probarte y justo cuando estás en el probador te sorprende y entra contigo. Te empieza a acariciar, a besar… No os podéis resistir. Pero en plena acción, ves a la confiada encargada del probador como corre la cortina para preguntarte qué tal te sientan. Pillada del siglo.

– Oye pero, ¿tú te depilas?: Hace poco que lo conoces y no creías que esa misma noche te llevaría a su casa y te empezaría a desnudar. Tú estás algo contentilla, tanto que no te has acordado de frenar la situación porque ni te has depilado, ni digamos que tu ropa interior es la adecuada para un momento así. Tranquila, nada más verlo él, ya te lo recuerda.

– Tu compañero de trabajo te invita a cenar. Te lleva a un restaurante fantástico, cenáis de lujo y bebéis mejor. Una elección de diez, pero que se escapa bastante a tu presupuesto. Pues se ve que también al suyo porque cuando llega la cuenta, no tiene suficiente dinero y tenéis que pagarlo a medias. ¡Nunca más le coges el teléfono y pasas de él en la oficina!

Bueno al menos la charlita con tus amigas os ha servido para reíros un rato. Tú también intentas actuar lo más naturalmente posible para que no se note que has vivido algo así, pero sabes perfectamente que los ¡Tierra Trágame! han existido, existen y existirán, SIEMPRE. Nuestro consejo: ¡aguanta el tipo y sonríe!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367