Sexting: SEXO vía SMS

Las fotos eróticas circulan cada día por la red, no solo en los ordenadores sino también a través de los teléfonos móviles, ahora surge una nueva moda que consiste en convertirte en modelo amateur y enviar fotos eróticas a tu pareja a través de un SMS… ¿Te atreverías?

El sexting es una nueva tendencia que oscila entre la aventura y la pornografía por parte de los adolescentes, todos los jóvenes en algún momento de su vida han tenido contacto con las revistas eróticas, podemos imaginar lo que pasa ahora en una reunión de colegas del instituto más una revista para adultos más un teléfono móvil con cámara integrada.

Los resultados son de esperarse, la imagen captada en el móvil puede ser enviada a kilómetros de distancia al amigo que se quedó castigado en casa por suspender cuatro asignaturas, también es recibida por el primo que vive en el otro extremo del país y, probablemente por alguna chica a la que pretenden incomodar.

Esta nueva tendencia ha impulsado a que las nuevas generaciones vayan un paso más allá y ahora no solo transmiten imágenes de desnudos tomadas de revistas que se dedican al «entretenimiento para adultos» sino que también participan y posan ellos mismos con lo que podemos toparnos con imágenes de adolescentes enseñando el brassiere, mostrando con orgullo los glúteos o besando sugestivamente a alguien más.

¿Cómo convertirse en una estrella del sexting?

Una de las peculiaridades de la adolescencia es que los límites no son algo que se tengan muy bien definidos (en la mayor parte de los casos) por esta razón aparenta ser muy fácil hacer toda clase de cosas sin pensar en las consecuencias.

Para muestra un botón, podemos ver cuantos jóvenes (sin la menor educación musical ni resquicio alguno de sentido común) asisten cada convocatoria de concursos como OT o «Tienes talento» con la esperanza de ganar algo de fama y popularidad para poder dejar los estudios a un lado.

Algunas de las acciones que se emprenden en la adolescencia se hacen por «divertirse» o «pasar el rato», si a esto le añadimos el hecho de estar despertando sexualmente y ponemos al alcance de estos jóvenes mozalbetes las nuevas tecnologías que permiten que la información vuele (sueño de oro de los cotillas) los resultados pueden ser los siguientes:

En Seattle (Washington) los padres de una joven de 16 años han emprendido una batalla legal después de que se difundieran por todo el colegio las fotos que hicieron su hija y su mejor amiga en la ducha sin intención de difundirlas.

Las fotos comenzaron a circular entre los estudiantes hasta que por azares del destino llegó una copia al director del instituto quien decidió expulsarlas del equipo de animadoras.

Sin embargo esta no era la primera vez que hacían algo así…

Desafortunadamente cuando los padres trataron de luchar por «limpiar el buen nombre de sus hijas» salió a la luz un incidente que resultó negativo. Hace tres años las mismas chicas se habían fotografiado top less para sus novios aunque terminaron enviándolas «accidentalmente» a alguien más.

Por lo que las recomendaciones si vas a enviar material erótico en el que tú seas la protagonista son las siguientes:

1) Debes ser mayor de edad

De lo contrario, aunque seas tú quien se toma las fotos, se considera pornografía infantil y al tomarte la foto (fabricas material pornográfico), si la reenvias (la distribuyes).

2) Asegúrate de que el destinatario es el correcto

Imaginemos que el nombre de tu jefe, tu chico y tu papá es el mismo, por alguna extraña coincidencia del destino los tres se llaman «José» y ese nombre aparece en la agenda de tu móvil, debes procurar que ese nuevo modelo telefónico que te costó un pastón lo sepas usar muy bien ya que de lo contrario te expones a que los «José’s» equivocados reciban el mensaje y ya nada será diferente.

3) Asegúrate de estar segura de lo que vas a hacer

Si, sabemos que tu chico y tú se aman y que nada ni nadie los separará jamás pero… debes asumir que vivimos en ciudades que parecen junglas de asfalto y en cualquier momento tu chico se puede topar con un neanderthal involucionado que lleve en lugar de llevar un pedernal de obsidiana traiga consigo otro tipo de arma blanca y lo atraque en la calle quitándole la cartera, documentos y el móvil, si este desafortunado incidente le ocurre tus fotos serán del dominio público y no faltará alguien que diga: «te ví en Internet» y mientras tu inocentemente pienses que te vieron en el Hi5, en realidad tu imagen está colgada en «lolitas insaciables».

Una forma de contrarrestar estos efectos negativos es utilizando un antifaz, cubriéndote la cara por completo (con una máscara de dominatriz o con la blusa, da igual) así siempre tendrás la opción de decir que esa no eres tú.

Si decides no taparte la cara y en algún momento se desata el escándalo porque tus padres te ven en Internet, en primera habría que preguntarse qué andan haciendo ellos en esas páginas y en segunda siempre puedes echarle la culpa a algún «ex» resentido, funciona mejor si el susodicho no era santo de la devoción de tu familia, y decir que el tipo es un experto con el photoshop y lo hizo por molestarte.

¿Cómo actuar si te roban una fotografía y la suben a la red?

Cómo defenderte si cuelgan una imagen tuya sin tu autorización

La asociación de Internautas ha dado una serie de consejos acerca de lo que hay que hacer para solicitar que se quiten las imágenes personales que se han subido a la web sin nuestra autorización o que se está haciendo mal uso de ellas.

Intenta localizar al propietario del dominio

Lo primero que tienes que hacer es intentar localizar al propietario del dominio y dirigirte a él para que retire la imagen, si no lo hace puedes denunciarlo a la policía.

Si el propietario del dominio es extranjero, debe tener una política de privacidad específica y una forma de contacto.

Puedes denunciar cualquier abuso ante el Grupo de Delitos Telemáticos o la Brigada de Investigación Tecnológica.

Castigos a los responsables

Lo primero es que se cesa la publicación de la imagen y una posible multa económica, aunque nos gustaría que se exhibieran imágenes de los responsables en las mismas condiciones, la ley salvaguarda el buen gusto.

El Sexting, combinación de «sex» y «texting» ha ido cobrando fuerza. En el 2008 un 22% de las chicas encuestadas afirmaron haber enviado o publicado electrónicamente fotos de sí mismas desnudas o semidesnudas. En enero de este año 1 de cada 5 adolescentes había enviado fotos de sí mismos con desnudos explícitos.

Considera las consecuencias del sexting, evita problemas y conoce todos los factores que rodean esta nueva práctica y si te gusta posar con poca ropa, ya mejor haz de eso un negocio rentable y móntate tu propia web.

Ver Más…

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *