Sexting: qué es y cómo defendernos legalmente

La vida social tiene una doble versión digital. A nuestras relaciones personales, las que mantenemos a través del contacto físico, se suman las no poco numerosas que cultivamos a través de las llamadas redes sociales.

A nuestros contactos de Facebook, Twitter y Tuenti, en el caso de los adolescentes, se unen, a su vez, los que se conocen inesperadamente en grupos de WhatsApp telefónicos. Son personas que se agregan, amigos de amigos que no conocemos y ante los que nuestra privacidad queda expuesta tarde o temprano.

En este entramado de redes, dispositivos y aplicaciones ha surgido el denominado ciber acoso, que engloba diversas conductas reprobables, que no están tipificadas como delito en el código penal, pero que remiten a otras que si lo están, y frente a las que podemos protegernos.

sexting_3

Hostigar, amenazar, coaccionar a través de Internet y otros dispositivos no está recogido como un delito en el código penal, pero la conducta propia del que lo realiza se engloba perfectamente dentro de los delitos contra la integridad moral e incluso contra los de la libertad sexual, dependiendo de las características de los hechos delictivos.

Dentro del ciberacoso entre adultos se denomina ‘sexting’ a la grabación y difusión de material privado de carácter sentimental, erótico y pornográfico de una persona dentro del contexto conyugal o grupal.

Se obtienen grabaciones sonoras, fotografías y vídeos sin permiso y a veces, traicionando la confianza de la víctima, para amenazar con hacerlas públicas si no se obtiene un beneficio, la mayoría de las veces económico. En otras ocasiones lo que se solicitan son favores sexuales.

Hombres y mujeres sufren sexting por igual y suele ser bastante común que se produzca cuando existe una infidelidad, y tanto él como ella suelen ser coaccionados bajo la amenaza de entregar el material a la familia.

Nos encontramos ante conductas que remiten, como señalaba arriba, a delitos contra la libertad sexual y la integridad moral de las personas. Por lo tanto, y esto es muy importante, se pueden denunciar.sexting

Lo importante es que el chantajeado pueda aportar pruebas tras interponer la denuncia ante los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Si la víctima se encuentra en Madrid, el lugar idóneo son las dependencias policiales en Madrid a situadas en la Calle Federico Rubio y Galí, donde se encuentra la unidad especialista en delitos de agresión sexual.

Esta acción dará lugar a la apertura de un procedimiento penal por delito. En el proceso, en el que se recomienda ir siempre defendido por un abogado especialista en la materia, será recomendable poner a disposición de la de la policía o del Juzgado el ordenador o el dispositivo a través del cual se ha cometido el delito evitando manipularlo para no alterar las pruebas.

Estas dependerán del medio que se haya utilizado para la comisión del delito, , aunque suelen ser “pantallazos”, grabaciones de voz, mensajes y testimonios de testigos.

Una vez puesta la denuncia recomiendo solicitar ante el Juzgado competente una orden de alejamiento contra el presunto acosador. Si el Juzgado acuerda la prohibición de entrar en contacto con la víctima, y el agresor persistiera en su conducta, esto podría conllevar su ingreso en prisión.

Como veis, no por tratarse de un conducta silenciosa, cometida al amparo del anonimato que aporta un entorno digital, tiene por qué quedar libre de consecuencias penales.

Las personas que lo sufren deben saber que no están solas, que hay cuerpos de seguridad del estado y especialistas en derecho que les van a ayudar y que su caso no es, ni mucho menos, uno entre un millón.

LE_MORNE_036-683x1024

José Carlos Avendaño es experto en derecho penal en Le Morne Brabant Abogados, con consulta en Madrid,Valencia y Alicante.+

Imágenes: Pinterest

 

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367