Sexo: ¡Las posturas más refrescantes del verano!

Love, sex y rock’n’roll. Así es el verano que quieres vivir este año. Y si quieres, puedes. La música siempre estará presente en él. Los ligues, tendrás a montones durante los tres meses. Y el sexo, que nunca falte el sexo. Aprovecha, además, las favorables condiciones que te da el buen tiempo… ¡Con este calor, todas al agua!

Por ello, queremos que descubráis cinco posturas más que placenteras
para que, no solo os muráis del gusto, sino que os refresquéis al
completo… Y nunca mejor dicho. Estate atenta a las cinco posturas más
frescas para este verano. ¡Y ponlas en práctica!

Así que vamos a
empezar con ellas. Cinco posturas ideales para disfrutar en cinco
lugares distintos. Pero como sabemos que en verano solo queréis
disfrutar y pasarlo bien, os confesamos la mejor postura para cada
ambiente acuático
en el que os encontréis.

Estáis en casa y os da un calentón momentáneo. Además el calor que hace no acompaña… Así que decidís meteros en la ducha, pero… ¿para qué ir por turnos si podéis hacerlo a la vez! Será un puntazo. Una vez dentro será inevitable que pase lo que tenga que pasar. Rodéale con tus piernas y que él te suba para que vuestros miembros estén a la misma altura. A partir de ahí, tendréis vía libre para entrar en acción.

Estáis en la piscina. Menos mal que no es pública y que no tenéis que estar ocultando vuestras impacientes ganas de tener sexo. ¿Sabes qué puede dar mucho juego? La escalerilla… Pero, en esta ocasión, te proponemos que, para más comodidad, os coloquéis donde tocáis suelo. Coge a tu chico y abrázale con tus piernas. Cuando el te penetre… ¡Cuidado con no tragar agua porque no responderás de tus impulsos!

Estáis en la playa. ¿Sabéis qué será muy interesante? Si en lugar de meteros en el agua, os situáis en la orilla, mientras las olas terminan en vuestros cuerpos. La mejor postura para esta ocasión es el pulpo. Es muy cómoda para los dos. Eso sí, aseguraos que no os ve nadie… Así que tendréis que hacerlo a la luz de la luna. Tu chico tiene que tumbarse y tú te colocas encima de él. Coloca sus manos detras de su cabeza y rodea con tu pierna una suya. Os fundiréis en la arena mientras el agua llega hasta vuestros sexos.

Tu pareja y tú sois más aventureros. Os van las experiencias de riesgo. Y habéis decidido pasar el fin de semana en el río. Genial… También allí podréis encontrar una buena forma de pasarlo bien… Suerte que has visto que hay una roca en medio del agua. Y allí que vais. Tú no eres mucho de río, así que estarás más cómoda sobre la roca… Pero claro, tu chico se acerca a ti… Y es inevitable no caer en la tentación. Tú estás debajo de él y levantas las piernas hacia arriba. Mientras él, con su sexo te hace ver las estrellas, gracias a la postura llamada la profunda.

Os habéis ido de vacaciones a Florencia. Y allí, habéis encontrado un exquisito hotel, con instalaciones maravillosas. Recalcamos lo de maravillosas porque vuestra habitación tiene de todo, ¡hasta jacuzzi! Así que esta noche ya tenéis vuestra propia diversión concentrada en cinco metros cuadrados. ¿La mejor postura sexual para estos casos? Tu chico se sienta en el jacuzzi y tú te pones sobre él, de cara a cara. Esta es una postura en la que los dos tendréis vuestro trabajo. Deberéis ir moviéndoos para llegar al clímax.

Ya las conoces… Ahora a aburrirlas en todos vuestros destinos. Eso sí, que no se diga que no innováis… ¡Hay muchas variantes de estas cinco posturas refrescantes! Y merecen ser descubiertas…

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *