Sexo: ¡Pierde el miedo a probar cosas nuevas!

Como recurso en la cama te proponemos la innovación, la imaginación y la creatividad. Es muy sencillo divertirte en la cama, pero tendrás que estar abierta a probar cosas nuevas.

Hasta el momento para ti la cama había significado la misma rutina de cada sábado. Tanto que, de hecho, hace unos meses no solo era en sábado, sino que llegábais a estar juntos hasta tres y cuatro veces a la semana. Eso sí que son números. Pero la monotonía os ha hecho caer en desgracia y habéis descendido intensamente el nivel.

Pero claro, ¿cómo queréis pasarlo bien si siempre hacéis las mismas cosas? Si empezáis por A y termináis en B sin buscar ninguna ruta alternativa, es normal que a los dos minutos ya estéis con el bostezo en la boca. Habrá que ponerse las pilas para volver a descubrir el sexo, vamos a redescubrir cómo el placer y la diversión pueden volver a llamar a tu puerta, ¡o a tu cama!

Y es que tú siempre has sido algo paradita en estos temas. No es que sintieses vergüenza sino que nunca eras la que se animaba a …, la que daba el paso a…, la que intentaba esto, la que conseguía lo otro… Tú en la cama siempre has sido de dejarte llevar.

Por ello, esto de probar cosas nuevas comienza aquí y ahora. Comienza por ti, más que por él. Porque si algo puedes cambiar es cómo concibes el sexo y qué es lo que más te gusta hacer en la cama. Cuáles son tus armas poderosas…. Y explotarlas tanto como puedas. De hecho, tienes que conocerte bien, descubrir tus puntos fuertes y tus puntos débiles; y mostrarles solamente los más sexy.

A continuación conviértete en toda una femme fatale con esos recursos que no utilizas nunca, pero que tienes en casa muriéndose de la risa. Nos referimos a la lencería. Esa que tantas veces te has comprado pero que después te has negado a ponerte. Pues ahora es el momento de hacerlo.

Y solo faltará que saques toda la motivación y las ganas de conseguir placer y de proporcionárselo a tu chico. El Kamasutra, los calentamientos, los juegos sexuales o toda clase de juguetes os ayudarán a entrar en situación y a sentiros más cómodos con lo que estáis haciendo.

Aunque al principio estéis algo desubicados no significa que lo que hacéis esté mal. Todo lo contrario. Si todas estas cosas existen es por la necesidad y por la demanda de tantas parejas que, día a día, quieren sorprenderse. Pues tu turno ya ha llegado.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *