Sexo: ¡El nuevo fenómeno Touch and Go!

Adiós al cortejo de antes y adiós a los detalles de después. Ahora no hay ni antes ni después, pero no solo por parte de los hombres. Las mujeres nos sumamos al fenómeno Touch and Go.

Hasta ahora estábamos acostumbradas a que nos lo hicieran a Nosotras. Pero a partir de este momento nos hemos cansado de ser las tiradas y vamos a coger el toro por los cuernos. Ya no nos creemos las historias del príncipe azul, los cuentos y las mentiras que nos cuentan antes de llevarnos a la cama.

Las reglas son las que Nosotras dictamos. Y es que, el sexo se ha extremizado tanto que una relación sexual nada tenía que ver con el amor, el aprecio o valores más sentimentales. ¿Cuántas de vosotras habéis tenido sexo solo por sexo? ¿Y a cuántas de vosotras os han pedido un taxi después de que él se quedase a gusto?

¿Creéis que hay derecho? Esto solo es una mínima defensa hacia de la mujer, no es ninguna declaración de intenciones. Pero si lo que quieres es guerra… Guerra van a tener. Y es que ahora las mujeres hemos ganado seguridad en Nosotras mismas y ya no queremos escuchar sus batallitas para convencernos a irnos a la cama con ellos.

Serás tú la que decidirá si te acostarás o no con él. Y serás tú la que te marcharás antes de que él te diga nada. Porque necesitan sentir lo frío que es el sexo de esta forma, sea con o sin amor. Cierto es que si estás emparejada, tu pareja nunca se habrá despedido de ti después de hacer el amor.

Pero con los típicos rollos o con los típicos amigos clave con derecho a, no hay necesidad de tener que dormir juntos, de tener que hablar sobre temas con poca trascendencia o no hay necesidad de tener que fumar el último cigarrillo juntos.

Para ellos siempre ha sido una demostración de lo machos que son, de lo controlada que tienen la situación y de lo poco que aprecian una relación sexual. Así es el sexo para ellos.

Para Nosotras el sexo tiene muchos más valores que únicamente el sexual. Igualmente vas a disfrutar del placer que te proporcione el chico, pero la diferencia es que cuando terminéis, querrás pagarle con la misma moneda con la que él te ha pagado este tiempo.

Este es el nuevo fenómeno Touch and Go, que si antes solo estaba reservado a la parte masculina, ahora también las mujeres nos emplearemos a fuerza para demostrarles que si queremos, podemos hacer lo mismo con ellos.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *