Sexo: La líbido, ¡el non-stop de tu vida!

Te vas a dar cuenta del gran papel que la libidohd Porno HD Seks pornoSex izle porno tiene en tus relaciones cotidianas, en tu vida y en tus costumbres del día a día. ¡Porque la libido no solo tiene que ver con sexo en pareja!

La sexualidad es algo que va mucho más allá de las relaciones sexuales. El cómo te sientes con tu cuerpo, las reacciones de este ante ciertos estímulos, lo que te pone, lo que te da morbo, lo que más te gusta… Todo esto tiene algún tipo de relación con tus órganos sexuales y con el placer que ellos te hacen sentir.

Nos referimos a señales que te da tu cuerpo de que algo te gusta. En algunos momentos puede ser excitación, en otros un cosquilleo y en otros puede ser una mera sonrisa… ¡Pero, sea como sea, ahí está la libido!

Y aunque parezca que la libido solo tiene papel cuando haces el amor con tu chico, no es verdad. Va mucho más allá. Por ello es importante que la escuches y que cuando la sientas, la sigas. Nos referimos a que estés más en sintonía con tu cuerpo puesto que te va dando avisos, y es fundamental que los escuches.

Aún así, eso de la líbido nos gusta más cuando estamos en pareja. ¿Cuántas veces no habremos intentado mil trucos para aumentarla o para retenerla? Debemos concentrarnos en la sensación de placer que nos aporta… Nos pone a cien que nuestro chico nos haga un streaptease y ahí está la libido que hace que te excitas y que quieras pasar al próximo paso.

Si en algún momento la sientes baja, no te preocupes. Suele ser por alguna alteración hormonal pero por pocas ganas que tengas de hacer el amor, comienza poco a poco con los preliminares. Y nunca te fuerzes a hacer algo que no quieras hacer.

En ellos, la líbido se manifiesta muy rápida y visualmente. Y no pueden controlarlo. Nosotras tenemos una ventaja, y es que al ser más pasionales pero menos sexuales que ellos, tenemos más capacidad para aclimatarnos a la situación en la que estemos. ¿Estamos excitadas en el trabajo? Podemos con ello. ¿Estamos excitadas con las amigas? Podemos controlarlo.

Y este poder de control es el que nos posibilita estar más en sintonía con nuestra líbido. Porque el placer sexual también se puede escuchar. Y de este modo, comprender mejor nuestro cuerpo y los cambios que en él se producen. Así que pásate a esta nueva corriente y utilízala para sentirte mejor.

Las hormonas, la regla, la maternidad, el embarazo, cualquier enfermedad… Aunque parezca difícil, el nivel de líbido que logres alcanzar te dará pistas sobre cómo está funcionando tu cuerpo. ¡No la olvidamos en el sexo, por tanto, no la olvides tampoco en tu día a día!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *