Sexo Improvisado ¡Cómo saber si eres buena en la cama!

No queremos que se nos note demasiado porque ante todo somos señoritas. Pero una señorita es capaz de comportarse en público y ser un terremoto en la intimidad. Muchas veces nos hemos preguntado si esto les gusta a ellos y cuál es el tipo de mujer que prefieren o que más les pone.

Y es que nos imaginamos a rubias despanpanantes. Y después, nos miramos en el espejo… De rubia tienes poco. Aunque tu tipazo sí que lo conservas. ¿Prefieren el físico o la forma de moverlo? Vaya cuestión tan difícil de responder. Y es que en materia de relaciones sexuales, nos gustaría escuchar por un agujerito todo lo que dicen de Nosotras después de una noche de pasión.

Porque lo que nos ocurre es que no nos terminamos de creer lo buenas que nos dicen ser. Tú lo das todo en la cama sí. Pero de ahí a ser una diosa del placer, hay un gran paso. Aunque… Ahora que lo comentamos… ¿Por qué no? O es que una súper heroína del sexo solo puede ser actriz y aparecer en películas eróticas. Nada de eso.

En el mundo real hay muchísimas mujeres que son buenas en la cama. De hecho, somos buenas en la cama. Todas. Son ellos los que no saben acoplarse a Nosotras. Porque si tenemos en cuenta que ellos siempre tienen que servirnos  a Nosotras, seríamos Nosotras las que tuviésemos que juzgarlos a ellos.

Aunque, a decir verdad, también lo hacemos. Pero por vergüenza no lo comentamos con nadie. Ni con nuestras amigas. Pocas veces habrás oído hablar de lo mucho o lo poco que disfruta tu amiga Cris con su chico. Y es que las mujeres tenemos esa clase para saber diferenciar cuándo es el momento de parar. Y no entrar nunca en detalles. A diferencia de ellos.

Y directamente relacionado con esto, tenemos a nuestra pregunta central… ¿Cómo puedes saber tú misma que eres buena en la cama? Lo primero es creérselo. Creérselo y practicar. Porque la práctica es la base de la ciencia. La experiencia te enseñará a ir mejorando y aprendiendo nuevas técnicas sexuales.

También depende de la reacción que sientas en ellos. Y fíate. Porque los hombres, si algo no son, es mentirosos en la cama. Y si no les ha gustado cómo lo habéis hecho o si no han alcanzado todo el placer que querían, tranquila, porque te lo van a decir. Así son ellos, sin pelos en la lengua.

Pero la mejor forma de saberlo es que estés preparada para cualquier momento que salga la ocasión. Ello significará no sol que eres buena, sino que mantienes tu pasión encendida y que eres capaz de cambiar de registro cuando la ocasión te lo permite. El sexo improvisado es el mejor recurso para demostrarle que puedes con eso y más. Y el poder, chicas, es la mejor arma para dejárselo claro. No somos cualquieras pero, al igual que ellos e incluso mucho más, sabemos disfrutar del sexo.

¿Y sabes cómo dejarles convencidos a ellos y a vosotras mismas? Arrímate tanto como puedas, que tu simple roce lo encienda. Maneja tus manos como toda una campeona. Permítete el momento, porque tenéis tiempo suficiente para todo. Y cuando termines y esté exhausto de placer… ¿Todavía le quedarán dudas?

Imagen: Yamamay.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. Oh si aja

  2. No importa la varita si no la magia es la frase que encontre en http://www.perutops.com asiesque bueno o malo no es el problema de tu cosa si no de ti mismo como sepas desenvolverte en la cama

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *