Sexo entre mujeres: cómo utilizar un vibrador para lesbianas

 

Sexo entre mujeres: ¿Cómo se utiliza un vibrador para lesbianas?

 

No son pocas las personas que no sabrían describir cómo tienen sexo dos mujeres.

¿Qué posturas hacen? ¿Qué hacen?

A pesar de no ser tan conocido, el sexo lésbico tiene un amplio catálogo de posturas y movimientos muy placenteros.

 

Hoy te explicamos cuál es la clave para tener sexo entre mujeres, por qué es tan placentero y los juguetes eróticos que se pueden usar, como por ejemplo el vibrador para lesbianas.

 

El truco del almendruco en el sexo lésbico

Si conoces la anatomía femenina podrás imaginar por dónde van los tiros.

Aunque en materia de placer los genitales no son el único protagonista.

En el sexo entre mujeres hay varias zonas erógenas que hay que tener en cuenta.

¿La principal? El clítoris.

 

Para que ambas sientan placer hay que rozar, acariciar, estimular los clítoris.

¿Cómo?

Los dedos juegan un papel fundamental aquí, pero también se puede estimular el clítoris con posturas como el misionero o cara a cara tumbadas pero eso sí con las piernas entrelazadas para que haya roce directo de clítoris con clítoris.

Aunque también se pueden probar otras posturas en las que el clítoris roce con otras partes del cuerpo como un muslo, por ejemplo.

 

 

Por qué el sexo entre mujeres es tan placentero

Aunque cada cuerpo es un mundo y hay tantos gustos como colores, la estructura del cuerpo es la misma.

 

Pero la ventaja de las personas que tienen sexo con personas de su mismo género es que conocen mejor las sensaciones al tener un orgasmo, cómo estimularlo, dónde tocar y dónde no…

Es obvio que el conocimiento anatómico es mayor y, por ende, es más fácil saber dar placer.

 

Además de este factor, el hecho de que todas las mujeres somos multiorgásmicas hace que las relaciones sexuales lésbicas puedan durar mucho más y explote el contador de orgasmos.

 

 

Juguetes sexuales para lesbianas

Aunque todos los juguetes eróticos pueden usarse en pareja, a pesar de que estén diseñados para uso individual,

hay varios juguetes diseñados especialmente para elevar el placer entre mujeres a otro nivel.

 

El juguete que se relaciona muy fácilmente con el sexo lésbico es el arnés sexual.

Sí, sí, a pesar de que no tiene modos de vibración ni ningún efecto extraordinario, es así.

¿Para qué sirve? Para la penetración.

 

Aunque, como decíamos en el sexo no todo se reduce a los genitales.

Se pueden hacer muchas cosas más allá de la penetración, esta es una práctica que nunca falla.

Sobre todo si el arnés tiene una bolsita interior para poner una bala vibradora que estimule el clítoris de la que lo lleva puesto.

 

 

Por otro lado, otro de los juguetes más buscados es el vibrador de doble penetración.

Sí, de nuevo la penetración es la protagonista.

 

Pero es que con ella se pueden estimular muchas zonas erógenas:

el punto G, el punto A y el K que se encuentran cerca del cérvix…

 

Si el vibrador es flexible, además de que permitirte estar muy cerca la una de la otra, ayuda a que se estimulen mejor los clítoris.

Pero lo mejor de estos vibradores es que desbloquean un montón de posturas:

el perrito, el misionero por supuesto, cowgirl… No hay límite que se le resista.

 


 

Después de estos dos artículos tan característicos en el sexo lésbico, nos encontramos con dos que aunque no lo pueda parecer son muy eficaces.

Se trata de vibradores que, al ponerlos entre clítoris y clítoris hacen de las suyas y os permiten estar muy cerca la una de la otra.

Y, que la estimulación genital esté asegurada sin que tengáis que preocuparos por nada.

 

Estos masajeadores clitoriales están diseñados para uso externo y pueden ser de distintos tamaños.

O bien pequeños para camuflarse entre vuestros cuerpos y dejar que todo fluya.

O bien un poco más grandes para poder controlarlo con la mano y cambiar de modo de vibración con más facilidad.

¡Tú eliges!

 

 

Tratar tu vida íntima con cariño te permitirá disfrutar mucho más.

Es igual la orientación sexual que tengas, y si usas un dildo doble o complementos eróticos.

Lo importante es disfrutar del placer de compartir con tu chica.

 

 

 

 

Imágenes: plátanomelón

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *