Sexo en el agua ¿Ventajas o inconvenientes?

Analizamos una forma diferente de tener sexo. En absoluto se trata de nada nuevo. El sexo en el agua, bajo el agua o al lado del agua es de sobras conocido por todas Nosotras. ¿Lo habéis probado?

Para quienes su repuesta sea una negativa, os vamos a dar unas pistas. ¿Merece la pena hacerlo? ¿Me gustará más o menos que el sexo convencional? Sentimos decirte que no lo sabrás hasta que lo pruebes, ya que cada mujer es un mundo. Pero lo que sí podemos es guiarte por el camino de nuestras preferencias.

El sexo en el agua es muy excitante. Es el ambiente en sí lo que lo nos da más morbo. La playa, el jacuzzi, la piscina. Desde siempre eso de hacerlo en el agua nos ha puesto mucho a tono, no solo por el lugar, sino porque reflejaba que habíamos llegado al veranito.

Y ahora que ya casi entramos en él, es normal que nos preguntemos… ¿Cuál será nuestro sexo preferido durante los próximos meses? Porque estamos cansadas de hacerlo durante todo el invierno en la cama. Y queremos innovar un poco, o, al menos, cambiar la ubicación y el entorno.

Entonces, ¿son más sus ventajas o sus inconvenientes? Puede resultar incómodo hacerlo en la playa, al sentir la arena rozando la piel y ciertas zonas más complicadas. Pero el tener el agua a tus pies o rodeándote gana a todo lo demás. Puede también que tengas miedo de que alguien os descubra, pero piensa en el morbazo que ello proporciona.

Puede también que tengas miedo de que con el agua vuestro método anticonceptivo se rompa, por ejemplo. Pero no debes temer nada, no hay problema alguno. Así que sí, si tenemos que valorar este tipo de relaciones, nos quedamos con todas sus ventajas.

Imagen: Dynamite.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. Malisimassssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Miratelo

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *