Sexo: a ellos también les duele la cabeza

Desde siempre, los problemas sexuales relacionados con la falta de deseo o interés por el sexo se le atribuían a las mujeres. Parecía que siempre éramos nosotras las que poníamos excusas para no tener sexo y que ellos siempre estaban dispuestos. Sin embargo, pasado el tiempo y con unos cuantos prejuicios machistas menos, parece que no siempre es a nosotras a las que nos duele la cabeza.

La virilidad siempre ha ido asociada con un apetito sexual desaforado. El hombre más macho siempre está dispuesto a tener sexo y nada, salvando grandes catástrofes, puede hacer que su deseo por las mujeres disminuya. Teniendo en cuenta dicha premisa si en una pareja heterosexual no había sexo siempre era por culpa de la mujer, que era la que no tenía ganas, no podía o fingía estar enferma para no acostarse con su pareja.

Sin embargo, ni la masculinidad está condicionada por el apetito sexual ni todos los hombres tienen que tener una libido desatada. Cada persona es un mundo y las circunstancias de cada uno influyen en todos los niveles de la vida, incluida la sexualidad. Desmontemos mitos y echemos abajo tabúes creadores de traumas: el deseo es algo propio del ser humano y cada persona tiene el suyo.

En la siguiente galería seguimos desarrollando el tema. Recuerda: no siempre es culpa nuestra si no hay sexo esa noche ¡Adelante!

Imagen de «No es tan fácil»

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *