Sexo Educativo: Los pro’s y los contras de hacerlo en el campo

La rutina desgasta, por esa razón siempre es bueno modificar lo que hacemos, desde las actividades cotidianas como cambiar de ruta para ir al trabajo, jugar con sabores nuevos en la cocina hasta probar cosas distintas en el terreno sexual.

El campo nos permite relajarnos y desconectar, respiramos aire puro, el organismo funciona mejor, comemos más sano y en medio de esas condiciones vitales óptimas ¿Porqué no darle gusto al cuerpo?

El campo, un establo o un granero abandonado son clichés en las fantasias sexuales de mucha gente, desde Los Simpson’s hasta Clark Kent, pero en la práctica… ¿Es tan cómodo como parece?

Convirtámonos en exploradoras por un día y analicemos los beneficios y perjuicios de hacer el amor en el campo, hemos consultado a expertas en el tema y nos comparten sus experiencias.

Vamos por partes, tanto si es una fantasía planeada con antelación como si es una aventura repentina, debes estar preparada y no te olvides de la protección, evidentemente sexual y también para evitar quemaduras o picaduras de insectos.

En las películas se ve que lo disfrutan y siempre aparece la escena en la que ella en un momento desmesurado de placer le araña la espalda pero, en la práctica puede no ser tan grato, te recomendamos que lleves una mantita para colocarla debajo ya que si se encuentran en un pajar rodeados de caballos, te puede picar y no permitirte concentrarte en lo que debes.

El terreno

Si de plano no llevas una manta sobre la cuál reposar, tus prendas pueden servir, sólo coloquen las estrictamente necesarias para evitar que al salir huyendo caigan en otro cliché de las películas que es dejarse los pantalones en la escena del crimen.

Quienes han pasado por la experiencia ‘todo terreno’ recomiendan jactarse por los prados más verdes, de preferencia lleva ropa obscura (jeans negros) para que no se note el manchón de clorofila o de tierra, el inconveniente de los verdes pastos es que no sólo son pieza de colección de los amantes furtivos, si no también de los insectos que ahí viven, así es que puede ser que alguna araña se suba (no porque pretenda montarse un trío) simplemente porque no entiende que hacen ahí dos especimenes desconocidos encima de su casa.

Nuevamente te recomendamos el uso de repelente de insectos o contactar a la consciencia cósmica de los insectos y pedirles que no interrumpan mientras le das rienda suelta a la pasión, promete no molestarlos y ellos mágicamente no se acercarán. (Cuida tu karma).

La fauna local

Tengamos en cuenta que del campo se extraen todas las materias primas que utilizamos cada día para subsistir, ropa, calzado y alimentos, así es que prepárate para convivir y respetar a los animales que plácidamente pastan por ahí.

Si ves un conjunto de vacas pastando o echadas y decide que pueden resguardarte mientras le das gusto al cuerpo te sugerimos que lo pienses dos veces ya que las vacas aunque se ven muy tranquilas te pueden propinar una coz, lo mismo pasa con los caballos así es que no te pongas detrás de ellos.

Aparte de cuidarte de algún golpe que puede mandarte ‘hasta el infinito y más allá’ debes cuidar que no haya ningún residuo orgánico por ahí (hay partes en el campo que parecen regadas por minas) así es que mucho cuidado donde pisas, te recargas y sobretodo, donde te recuestas, sabemos que el lodo tiene propiedades benéficas para la piel, pero de lo otro… mejor absténte.

En algunos lugares como el parque Vondel en Holanda se permite practicar el sexo sin ganarte una noche tras las rejas, las condiciones que ponen es que no se dejen residuos del acto sexual en el lugar, que se realice de noche y en lugares lejanos a los centros de juegos de los niños.

Si algún policía pilla a una pareja les pide amablemente que continúen en lo suyo pero en un lugar dentro del parque nacional un poco más discreto.

Testigos

Recuerda la máxima de ‘siempre hay alguien observando’ por lo que te sugerimos que si no quieres convertirte en atracción de un show gratuito, te asegures de que no hay nadie en los alrededores, si de plano la pasión te desborda, trata de mantener el anonimato con gafas, sombreros, o cualquier otra cosa que dificulte que a kilómetros de distancia le permita a la gente saber a ciencia cierta que se trata de ti.

Si no te importa que te vean, pues disfruta y sonríe a la cámara.

Estas son algunas pautas que puedes seguir la próxima vez que emprendas una aventura amorosa en el campo, toma las debidas precauciones y prepárate para un momento memorable.

Ver Más…

Lencería Olímpica… ¡Descubre lo que llevan bajo la equipación deportiva!

Los 8 miedos sexuales masculinos… ¿A qué le temen los hombres?

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *