Sexo: Durante la menopausia… ¡Prácticalo el doble!

Si tienes la menopausia desde hace poco, si ya has empezado a notar los cambios en tu cuerpo, los calores, los sube y baja de kilos… Si ya no te encuentras tan atractiva como antes y, como consecuencia, no te apetece hacer el amor con tu pareja… Entonces estás muy equivocada. ¡Sigue leyendo para descubrir por qué!

No queremos oir ni hablar de enfermedades, ni de problemas. Solamente cambios, transformaciones en el cuerpo. Eso es la menopausia. Es una etapa más en la vida de cada mujer. Pero, ¿crees que esto significa abandonar viejos hábitos de antes?

Si queremos mantenernos igual que en el pasado pero al mismo tiempo nos alejamos de él… ¿Qué ganamos? Nosotras mismas nos forjamos una barrera. ¡Y esto no puede ser así! Piensa que una mujer en edad adulta tiene la experiencia y la sabiduría de haber vivido bastantes años. Piensa todo lo que has aprendido. Y, ¿por qué no? Todo lo que te queda por aprender.

¿Sabías que la menopausia puede ser la mejor época de la vida de las mujeres porque dejamos atrás otras responsabilidades que ya no necesitan de nuestro cuidado? Es entonces el momento de vivir. Ahora. A partir de este día. Vivir en todos los aspectos vitales. Tener una vida plena con todo cubierto. Y repetimos, ¡el sexo es uno de ellos!

Además todavía eres joven, conoces tu cuerpo, sabes lo que te gusta a ti y a tu pareja… Sorpréndele. Le darás una alegría.

Está demostrado por científicos que el descenso hormonal de las mujeres menopáusicas nada tiene de relación con la disminución de la libido. Es decir, que es todo psicológico. Es el estrés que nos creamos a Nosotras mismas por cambiar de etapa. Y esto, chicas, no se puede evitar. ¡Es ley de vida y tenemos que aceptarlo!

Así que olvídate de los antidepresivos, de la tristeza y céntrate en ti porque es tu momento. ¿Qué no tienes la regla? ¡Pues menos impedimento para hacer el amor! Debes cambiar el chip. Porque la sexualidad forma parte de uno mismo hasta que morimos. No importa tener veinte años, que treinta, cuarenta o setenta. Si puedes, ¡hazlo!

A esta edad es la forma de demostrarle a tu pareja el amor que sientes por él. ¿A qué esperas, entonces? No tenéis por qué hacer el amor todos los días. Es mucho más importante el contacto físico, la seducción, el enamoramiento, las miradas, las caricias… Ese conjunto sexual que culminan en el acto.

Demuéstrale lo mucho que le quieres, olvídate de la menopausia y ¡multiplica poco a poco tu dosis de sexo! Te vendrá muy bien para relajarte y volver a encontrarte a ti misma. En poco tiempo volverá a despertarse tu líbido, ¡tú solo intenta quitarte las preocupaciones de tu mente!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *