Sexo: ¡Descúbrele tu furia… sexual!

Utiliza tus encantos para despertar la pasión de tu chico después de discutir con él… ¿Sabías que lo mejor de las peleas entre pareja son las reconciliaciones? ¡Te damos las claves para que saques la tigresa que hay en ti!

Ellos no lo saben pero bajo nuestra apariencia angelical se esconden grandes diosas de la pasión. Lo descubren cuando llega el momento pero mientras tanto tu apariencia romanticona y juvenil le parece algo aburrida…

Pero claro, entonces llega la noche y llega el momento y tú le descubre un abanico de posturas y juegos sexuales que hasta ahora él no conocía. ¡Claro que no, porque muchas mujeres saben mas de sexo que otros hombres!

Y aunque ellos digan que saben cualquier secreto del sexo… ¡No tienen ni idea de lo que puedes hacer cuando tu pasión se desata!

¿Y sabes cuándo se desata tu pasión? Curiosamente después de las discusiones sienten un no sé qué dentro de ti. No sabes cómo tranquilizarte ni relajarte… Así que un día pensaste en atacarlo. Por probar, que no sea. Y desde aquel día has descubierto que, vaya, ¡y tanto que funciona!

¿Sabías que después de pelear con tu pareja podéis pasaros días sin hablaros o ser más secos de lo normal? Pero cuando decidís arreglarlo es porque salta la chispa sexual y, obviamente, el sexo se convierte en un terremoto.

Así que piensa, si el sexo funciona para reconciliaros… ¿qué sentido tiene no practicarlo cuando estáis enfadados? Tendréis tantas cosas guardadas que será mucho más apasionado. Y lo disfrutaréis mucho más los dos.

Pero, atenta porque esto no termina aquí. Utilízalo también para tus movidas, para tus rollos… Que un día llegas triste de la oficina, que te han llamado la atención, que no has conseguido unos objetivos que te habías propuesto… ¡Descarga adrenalina en la cama!

Descúbrele a tu chico que nadie se mete contigo… Y que cuando lo hacen… ¡Alguien paga las consecuencias! En este caso será él, pero tranquila le encantará y le pondrá a cien ver tu faceta más guerrera.

En el momento de clímax total olvídate de lo responsable que eres, de lo buena en tu trabajo, de lo dulce que eres con tu chico… ¡Porque es tiempo de disfrutar en la cama y nada más! ¿Recuerdas…? ¡Eres una tigresa!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *