Sexo anal: descubre otro placer diferente

 

Cómo descubrir otro placer con los juguetes para sexo anal

 

Romper la rutina cuesta. Y de probar cosas nuevas ni hablemos… A pesar de que cada vez son muchas las personas que prueban el sexo anal, esta es una de las prácticas más olvidadas, sobre todo por las personas heterosexuales. Pero, ¿por qué no lo probamos? ¿Por qué le gusta a tanta gente? ¿Por dónde se empieza?

Hoy te traemos el ABC del sexo anal, desde la anatomía hasta juguetes para sexo anal.

 

El ano, ¿por qué es tan placentero?

Hay varias respuestas a esta pregunta. El placer anal será distinto si tienes pene o vagina. Te lo explicamos:

Si tienes vagina, al penetrar en la zona puedes llegar a estimular el clítoris. Seguramente te estarás preguntando cómo es posible. Muy fácil. Primero debes saber que el clítoris tiene toda una estructura interna que no puedes ver (tú solo ves el garbancito pero hay mucho más allá). De hecho, puede llegar a medir hasta 10 cm de largo y 6 de ancho.

Sí, sí, como lo lees. Así que, al penetrar, puedes llegar a estimularlo y, claro, sentir mucho placer.

 

Las personas con pene tienen la zona G en el ano. Esta zona, que es un bultito que se encuentra a 5 cm de la entrada del ano, también se conoce como punto P (de próstata). Da igual si tienes atracción por hombres o por mujeres, el punto P es una zona muy placentera que no debes desaprovechar por el hecho de pensar que el sexo anal es solo para gays.

 

¿Por qué no lo probamos?

Como decimos, muchos hombres no lo prueban por el simple hecho de pensar que es algo de gays. Pero, la anatomía habla por sí sola y está confirmadísimo que es una zona muy placentera. Así que no, no es solo para gays. Renunciar a ello sería de ignorantes.

Además de esto, tanto hombres como mujeres, no se lanzan a probarlo por miedo a sentir dolor.

Es normal pensarlo, igual que lo pensabas la primera vez que tuviste relaciones. E igual que por entonces, la primera vez del sexo anal también puede causar molestia, por eso la clave está en relajarse, estar suficientemente excitado/a y si aun así no lo consigues, existen cremas relajantes especializadas para que el sexo anal no implique dolor.

Verás como a medida que lo vas probando todo va mejor y estos prejuicios desaparecen.

 

¿Por dónde empiezo?

Empezar con el sexo anal no es tan complicado. A diferencia de lo que nos enseñan los vídeos porno, debes empezar poco a poco. A solas o en compañía, puedes empezar dándote un masaje en la entrada del ano, a poder ser con un lubricante a base de agua que hará que todo fluya mejor. Al hacerte el masaje conseguirás que se relajen los músculos de la zona y podrás empezar a penetrar con un dedo acorde con lo que te pida tu cuerpo.

Entra y sal, haz movimientos en círculo, haz el movimiento ‘ven aquí’… Lo que surja. Y es que lo más importante es que te dejes llevar por el momento.

Ahora que ya sabes de qué va la sensación, puedes jugar con más de un dedo, o dilatar un poco más el ano con un plug anal. Puedes encontrar plugs pequeños para personas que acaban de empezar. Se trata de un juguete con forma de rombo que es un poco gordito y tiene una base con función de tope. Una imagen vale más que mil palabras.

Ahora que ya sabes un poco más, puedes animarte a jugar con tu pareja si tiene pene, o bien seguir con los juguetes para principiantes como la cadena anal. Como su propio nombre indica es una cadena con varias bolas de distintos tamaños (normalmente) que se introduce en el ano y al deslizarlas da gustirrinin.

Pero el valor añadido de esta cadena es que se ve que cuando la quitas justo antes de llegar al orgasmo el orgasmo es mucho más explosivo.

 

¿Se puede mejorar?

Ahora que ya sabes de qué va la cosa, tienes que saber que aun puedes ir más allá y conseguir mayor placer. ¿Cómo? Los vibradores anales y estimuladores prostáticos están especializados en esta zona y conseguirán regalarte sensaciones nuevas.

 

Como en la vida, en el sexo también debes probarlo todo, ya que solo así descubrirás lo que te gusta. No renuncies al placer por prejuicios.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367