Seducción: ¿Verano en la ciudad? ¡A por todos!

Pasar un verano en la ciudad, sin salir del centro y de las zonas a las que estás acostumbrada todo el año, ¡es posible! Y además, con diversión y conquistes incluidos. ¡Solo sigue nuestras pistas para que este verano sea mejor que el anterior!

Somos conscientes de lo mucho que puede molestar pasarte los dos
meses y medio de vacaciones en la ciudad. ¿Por qué? Por lo básico, por
no tener vacaciones. El problema es que en diversos ataques de máxima
locura te has ido cogiendo una semana por aquí, una semana por allá… Y claro, te has plantado en junio y… ¡SOS! Te has quedado sin relax.

Aunque eso del relax es muy subjetivo porque, ¿quién dice que no te
lo puedes pasar bien en la ciudad? Vale que todas tus amigas te están
enviando mensajes y whatsapps con las fotos de Ibiza, de Formentera y de
Menorca, pero… ¿Qué vas a hacer tú? Pues improvisar un verano de desenfreno, sin salir del centro de tu ciudad.

Suerte que no estás sola, suerte que hay más de tu especie. Sí, de
esas para las que los primeres meses del año son deprimentes no, lo
siguiente. Esas que también hd Porno HD Seks pornoSex izle pornohan agotado el cupo de vacaciones… Una de
tus compañeras de trabajo ha hecho igual que tú y ahora estáis mano a
mano para comeros la ciudad mientras los otros la abandonan.

Que no se diga, chicas. Que no se diga que no vais a arrasar con todo
lo que se os aparezca por delante. Os habéis marcado el objetivo de
camelaros a cualquier pivón que, como vosotras, esté en la ciudad. Ya
sea por turismo o por trabajo… ¡Ninguno sobrevivirá a vuestros
encantos!

La primera cosa que tienes que hacer es arrasar con modelitos impresionantes, que destaquen tus curvas y realcen tu belleza… Ya que no puedes ir a la playa, ¿quién dice que no puedas tomar el sol en cualquier terraza? Allí se congregan muchas personas, ¡dícese hombres! Así que, con la excusa de que no hay más mesas, ¿qué tal si os sentáis con ellos? ¡El plan perfecto para conocer a chicos!

Este será el primer paso. Pero claro, después de las dos horas que os habéis tirado charlando, suerte que eran españoles, os habéis caído muy bien. Y sientes, además, que uno te ha medio echado la caña… ¡Vamos que lo tienes casi en el bote! Invitadlos a cenar esta noche. Tapas, risas y ¡mojitos!

Es viernes. Es de noche. Y es verano. ¡Prohibido irse a dormir a las once! Hay que reventar las discotecas… Así que para allá que os vais todos. Vosotras dos y ellos cinco. Os sentís las reinas y ellos os tratan como tal.Durante la cena has notado sus miradas inquietantes y sus roces con tus piernas. Pero tú tampoco te has quedado atrás… ¡Miradas seductoras por doquier!

Y lo tienes medio camelado para que, después en la discoteca, todo sea mucho más fácil. Que si te invito a un cubata, que si después le invitas tú a chupitos… Y, anda, tu canción favorita… ¡A la pista a bailar! Allí pueden pasar muchas cosas, o se puede quedar en un simple baile o puede ir a más. ¡Todo queda en tus manos! Pero será por oportunidades en la ciudad…

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *