Seducción: ¡Los rasgos que más nos gustan de Ellos!

¿Nunca te has preguntado por qué te gusta ese chico? ¿Por qué te fijaste en él la primera vez que lo viste? ¿Crees que su físico y, sobre todo, su cara influyeron? ¡Te desvelamos todas las respuestas!

No todas tenemos los mismos gustos. Obviamente. Y menos mal porque si no no habrían suficientes hombres en la tierra para todas Nosotras. A ti te puede gustar un chico alto y fibrado, mientras que a tu amiga le gustará uno bajito y, más que deportista, tirado a la buena vida.

Con abdominales o sin ellos, más altos o con menos centímetros, con esa tripita que tanto gusta a algunas, con pelo o sin pelo. Los hombres son todo un mundo por descubrir. Ellos están ahí y, igual que ellos nos eligen a Nosotras, las mujeres los elegimos a ellos según nuestro prototipo de hombre.

Y ahí es dónde vamos. ¿Cuál es el prototipo de hombre que tenemos las mujeres? ¿Qué aptitudes influyen para que, el flechazo surja hacia él o hacia otro?

Esto mismo es lo que se preguntaba el Dr.Daniel Arenas, Director Médico de Merz Aesthetics y experto en estructura facial. Así que se puso manos a la obra a investigar la apariencia de los hombres más top, los actores de Hollywood. Y sus estudios han evidenciado que preferimos a los que transmiten fuerza y masculinidad. Quizás porque buscamos la protección que ello nos pueda dar.

¿Y qué dices de esas caras angelicales, con los rasgos perfectos y dulces, con los ojos azules y con los labios carnosos? Pues no nos gustan tanto como parece. ¿Sabes por qué? Preferimos rasgos bien marcados, rasgos pronunciados, cuadrados y precisos. Podríamos decir que nos gustan los hombres que, a simple vista, ya evidencian personalidad.

¿Qué crees, si no, que es lo que tanto nos atrae de George Clooney? Pues su rostro de proporciones equilibradas, su forma de la cara, esa mirada tan fuerte y su sonrisa tan sexy. Ah y con ese cabello con tanto peso y volumen. ¡Nos encanta el carácter que desprende!

Porque, de forma inconsciente, identificamos el valor del rostro al valor de la persona. No tendría que ser así, la verdad. Pero la cara es lo primero que entra por la vista. Y alguien dijo alguna vez que la mirada es el espejo del alma. Así que si unos rasgos determinados nos gustan de ellos… ¡Tenemos más posibilidades de que, una vez lo conozcamos, nos enamore!

No solo necesitamos un buen novio, que nos de cariñitos, besos y que nos diga que nos quiere. Sino también a una persona con la que poder compartir, con la que poder conversar, con la que sentirnos protegidas y, sobre todo, con la que poder confiar. Y los rasgos de la cara, aunque parezca mentira, nos pueden dar una pista acerca de ello.

Puede que seas de las que siempre han preferido unos rasgos más dulces. Y es que la regla no es general. Posiblemente porque encontrarás en ese chico otros valores que harán que te guste. Pero, por lo general, las mujeres nos sentimos más fuertes cuando tenemos a un hombre fuerte a nuestro lado. Sentimos más atracción por una pareja que tenga carácter.

Lo cual no significa que el carácter se desvíe hacia discusiones y otros problemas entre los dos, sino que significa que, con vuestra forma de ser, lleguéis de forma madura y responsable a un equilibrio de pareja. ¡Y esto, curiosamente, podemos saberlo todo gracias a sus rasgos!

Así que la próxima vez que conozcas a un chico, estate muy atenta a cómo son sus formas faciales, sus rasgos, la estructura de su mandíbula, sus ojos, la forma de su nariz… ¡Su anatomía al completo! Y si además de tener algo que te ha encantado, te trata bien y se deshace en cariños… ¡No lo pierdas de vista porque es todo un partidazo para ti!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *