Relaciones yo-yó ¡Cómo combatirlas!

Todas hemos vivido una relación tormentosa. Una de esas relaciones que tiene como lema el contigo pero sin ti. Y es que después de tanto tiempo es normal que la rutina pese cada vez más y más. Y lo que, al principio, puede funcionar muy bien, después, con el paso del tiempo, puede convertirse en un calvario.

Tus sentimientos son los mismos y los suyos, crees, también. Lo que ocurre es que ni la convivencia, ni el estar juntos es tan agradable como era hace un tiempo. ¿Por qué ha ocurrido esto? Sinceramente muchas personas dejan de gustarse, dejan de atraerse con los meses o, simplemente, dejan de encajar.

Y esto es posiblemente lo que os ha ocurrido a vosotros. Entonces entráis en una espiral de inseguridades, de desconfianzas y de celos entre vosotros. Pero al mismo tiempo, sigues sintiendo lo mismo por él. Y no concibes tu vida diaria sin tener a tu chico a tu lado. Eso sí, os sentáis a comer y… discusión. Os vais a tomar un café… Y discusión. Decidís pasar una velada de cine… Y discusión.

¿Qué os está pasando? O mejor dicho, ¿cómo poder solucionarlo? Vamos a ser prácticas. La verdad es que cada pareja es un mundo. Y ese mundo solo lo conoces tú. Pero desde Nosotras os aconsejamos y os contamos que, en muchas ocasiones, lo mejor es tragarse el orgullo. La hipocresía hay que cerrarla en banda. Porque si no lo que va a ocurrir es que, poco a poco, el resquemor que sientes hacia él debido a no hablar las cosas a tiempo, se va haciendo más y más grande.

Así que la alternativa número uno es esa. La de hablar las cosas. Si no funcionáis como pareja, tampoco es tirar la toalla. Intentad luchar, intentad salir… Y tragaros muchas de vuestras palabras. Es normal, como en todas las familias, la confianza debilita la relación. Y el tener vía libre para hacer cualquier comentario, muchos de ellos dolorosos, pueden hacer mella en vosotros.

Al final terminas por no comprender la relación y por sentir que ya no conoces a tu chico. Es bien sencillo lo que os proponemos. Pero una de las soluciones que más se toma es la de darse un tiempo. ¿Un tiempo para qué? Sabes que si no estás con él, obviamente, no discutiréis porque ni os veréis ni dormiréis juntos. El roce hace el cariño, sí. Pero cuando dos están muy bien y empieza a sucederse alguna catástrofe como esta, el roce es el principal culpable de acelerarla.

Así que, en efecto, la distancia no es la mejor solución. Si crees firmemente en tu pareja, la mejor vía de escape es asimilarlo y nunca, nunca escapar. Lucha por lo que quieres. ¿Te  gusta? Lucha por él. Pero nunca se te ocurra hacer de una relación formal, una relación yo-yó. Y si ves que va caminando hacia ello… No lo dudes y ponle el freno.

Imagen: Chanel.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. Estas como una chota sj

  2. soy una muchacha de 16 años y estoy casada con un hombre de 23 pero a mi me molesta mucho que el se vaya cn sus amigos por que se supone que ya estamos casados y no es para que me deje sola yo tengo un caracter bn raro que a o mejor a el le molesta soy como disen vipolar aun que yo no lo admito la verdad es que yo lo qiero y lo amo mucho como para dejarlo ir no no se cmo areglar las cosas y quiero una solusion para que el no se vaya de mi lada

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *