¿Qué nos frena el primer día de playa?

Lo que tiene la playa es que, como ya os contábamos, cualquier defecto sale a la luz. Por ello, es lógico y normal que nos asuste esta temible palabra al empezar el verano. PLAYA, dos sílabas, cinco letras… Tan pequeña y tan odiada en junio. Y aunque después la añoremos tanto en septiembre, descubre por qué nos frena tanto ir a tomar el sol los primeros días de calor.

Y es que todo no puede ser. No puedes llevar una vida todoterreno, caminar de punta a punta de la ciudad y estar estupenda. Además de esconder los moratones, las varices por la circulación, el blanco polar que no sabes ni cómo quitarte de la piel, o la raíz del pelo, que permanece ahí durante semanas y semanas.

¿Cómo hacer para esconder todos estos problemas en la playa? Porque tu chico, entrado ya el verano, te ha comentado de acercaros a la playa más cercana, que está a una media hora de vuestra ciudad. Tú que pensabas que este año te librarías porque teníais ambos mucho trabajo… Y nada, que al niño se le ha antojado ir este domingo a pasar el día en la playa.

Osea que… Si estamos a jueves, necesitamos un plan express para convertirnos de patos a diosas, en solo tres días. Necesitamos un milagro, y necesitamos más aún que el día se amplíe a más de 24 horas porque si no explicarnos cómo vamos a adelgazar ocho kilos, cómo vamos a volver a levantar las tetas, cómo vamos a hacernos el tratamiento antiestrías, cómo vamos a ir a la pelu…. ¡Que alguien nos lo explique!

Es que es imposible, chicas. Volviendo al principio, en la playa llevarás la mínima ropa posible. Se te va a ver todo, con todas las consecuencias. Por esta razón es por lo que odiamos tanto la playa cuando llega junio. ¡Porque no estamos preparadas! Porque necesitamos más tiempo para poder llegar a todo y encima tenemos que ir a broncearnos un poco para no aparecer blancas el primer día.

Aunque, ¿sabéis qué ocurre luego? Que tú te rayas la cabeza durante tres días, que se te hacen eternos, no consigues cumplir tus objetivos de hacerlo todo en un mismo día y apareces con unos pocos pelos en las piernas, una piel más blanca que la nieve y con alguna lorza de más… Pero te das cuenta de que todo el mundo está igual que tú. ¡Uff, menos mal que nadie es perfecto!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367