Psico: ¿Preparadas para una relación?

Estamos preparadas para iniciar una
relación de pareja, la primera o cualquiera, cuando no esperamos que
con ello se resuelvan nuestros problemas emocionales o económicos.

La pareja es una compañía en
nuestro viaje, pero no puede llegar a nuestro destino, debe llegar al
suyo. Necesitar a alguien no es más que un síntoma de
dependencia, amar a alguien no lo es
. Empezar una relación para
superar una ruptura generalmente no tiene un buen final, pues muestra
la dependencia que se tenía de la persona anterior.

Aunque sea duro, el tiempo del
sufrimiento es necesario para conocernos. Buscar una relación
inmediata después de una separación de pareja es el sustitutivo de
la droga psicológica o emocional que ya no se recibe, con lo que la
carencia de ese estímulo irá disminuyendo hasta que se piense que
ya no se siente nada por la anterior pareja; el problema es que
cuando eso ocurra quizá vendrá el descubrimiento de que por la
actual tampoco. En realidad no se ha sentido nada distinto al afecto o a
la atracción física.

Eso no significa que no se deba
empezar una relación si existe la seguridad de estar enamoradas,
pero para saberlo debemos conocernos lo suficiente. Dicen que el
amor llega cuando no se busca
; en realidad lo que ocurre es que
cuando se busca se convierte en una necesidad, no es amor lo que se
siente.

En ese sentido, deberíamos reconocer el poder que tenemos
todas las personas para atraer lo que verdaderamente queremos:
si necesitamos una relación simplemente por estar con alguien eso es
lo que tendremos. No habrá más, ni podremos pedir más, hasta que
realmente nuestro objetivo sea amar y ser amadas; para lograrlo, antes
debemos conquistar nuestra independencia emocional.

Cuando todas las rupturas provocan
el mismo dolor, significa que no se ha aprendido a ser lo bastante
libres como para amar. Esa libertad no significa huir de los
compromisos, es la seguridad de no sentir temor si la otra persona
no está, reconocer la realidad en la que todos somos
autosuficientes y por ello capaces de amar sin depender.

Autor: Elena Estepa Estrella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *