Posturas recomendadas para miembros grandes

Existen posturas, según los especialistas, qué resultan más beneficiosas para tener sexo con alguien que tenga un miembro grande.

 

Además es necesario tomar algunas precauciones como el posible uso de un buen lubricante y practicar juegos previos.

De lo contrario podría ser doloroso, e incluso arriesgado para los dos.
El tamaño muchas veces puede ocasionar incomodidad o dolor, por lo tanto, las posiciones donde la mujer puede controlar la profundidad de la penetración son las mejores para disfrutar mejor del sexo.

 

Posturas para miembros grandes

 

El misionero.

Aunque es una de las clásicas, el control de los muslos de la mujer ayuda a manejar la profundidad de la penetración.

Además al abrazar al hombre con las piernas también se pueden manejar los ritmos.

 

Autobús de dos pisos o la cuchara hacia arriba.

Él se acuesta hacia arriba, tú te colocas encima hacia arriba y abres las piernas, de esa manera le permitirá estimular tu punto G.

No te va a molestar el tamaño de su pene.

 

 

 

 

 

Cabalgada.

Pídele que se siente en una silla o en el borde de la cama y siéntate con las piernas abiertas sobre él, quedando cara a cara.

De esa manera puedes controlar la penetración y él tiene las manos libres para acariciarte.

 

Las cucharas.

Tumbados de lado y él te penetra desde atrás.

En esta postura el hombre puede acariciar todo tu cuerpo, incluido el clítoris.

Además, tus nalgas impiden que la penetración sea muy profunda.

 

 

 

El columpio.

Él puede estar acostado o sentado, tú te colocas encima y le das la espalda, el con las piernas estiradas y ligeramente separadas.

Aquí controlas la profundidad y el ritmo de la penetración, también puede acariciarte el clítoris.

Puede limitarse a disfrutar la vista de tu cuerpo, el movimiento y todas las sensaciones que le produce.

 

 

Recomendaciones

  • Utiliza lubricante. Te ayudará a evitar rasgones, dolor y molestias.

Asegúrate que el pene se desliza dentro de ti de la manera más suave posible.

 

  • Dedíquense tiempo para los juegos previos, ya que el cuello de tu vagina puede dilatarse mucho más de lo que te imaginas.

 

 

Los pueden implementar para tener una gran excitación y que la penetración posterior sea intensa y satisfactoria para los dos.

  • Comuníquense, decidan qué es lo que más les gusta para elegir la mejor postura y ¡a disfrutar y gozar sin dolor!

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *