Posibles causas de la falta de libido en hombres

Tanto hombres como mujeres pueden presentar, en algún momento de su vida, una perdida del deseo sexual, de la libido, que, dicho sea de paso, varia a lo largo de la vida. En el caso de los hombres, la falta de apetito sexual durante largos períodos puede ser indicativo de algún otro problema de salud. Veamos a continuación algunas de las causas que pueden llevar a una reducción de la libido en los hombres.

  • La depresión:  Es un problema serio y cambia todos los aspectos de la vida de quien la sufre. No solo se siente apatía a nivel general, sino también sexual. Es frecuente que la persona depresiva sienta desinterés por el sexo. Pero también puede suceder que la falta de libido sea un efecto secundario de la toma de ciertos antidepresivos. Será importante que en tal caso se hable con el profesional, quien podrá reducir la dosis o incluso indicar otro fármaco.

hombre1

  • Enfermedades crónicas: Ciertas enfermedades crónicas, o incluso el dolor crónico, pueden hacer que el sexo pase a un segundo o tercer plano. Así también, algunas enfermedades como el cáncer pueden hacer que el número de espermatozoides descienda, lo que lleva también a menos libido.
  • Bajos niveles hormonales: Otra posible causa es un bajo nivel de testosterona, principal hormona masculina. Esta hormona se produce sobre todo en los testículos y participa en la construcción de los músculos, los huesos y de la producción de esperma, además de influir en el apetito sexual. Se dice que se tiene una baja de testosterona cuando se presentan 350 o menos nanogramos de esta hormona por decilitro de sangre. Será importante que concurras al médico para saber qué tratamiento seguir.
  • Algunos medicamentos: Además de los antidepresivos, hay otro tipo de medicamentos que pueden reducir el nivel de testosterona, lo que se traduce también en menos deseo sexual. Éstos son: los fármacos para controlar la presión arterial, medicamentos contra la calvicie, antihistamínicos, anticoagulantes y beta – bloqueadores.
  • Envejecimiento: El mismo paso de los años hace que los niveles de testosterona ya no sean los mismos y se vaya perdiendo libido. Por el contrario, el nivel de testosterona más alto en la vida de un hombre se presenta durante su adolescencia y juventud, de ahí se va reduciendo. Entre los 60 y los 65 años es totalmente normal sentir menos deseos sexual.
  • Estrés: El exceso de estrés en la vida diaria va minando la salud, y también la sexual. El estrés crónico no solo reduce la testosterona en el organismo sino que también puede provocar un estrechamiento en las arterias, lo que dificultará el paso de sangre y ocasionará disfunción eréctil.

Imágenes: libertaddigital.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *