¿Por qué las discusiones afectan también al sexo?

Es muy interesante imaginarnos lo mucho que el sexo puede ayudar a quitarnos todos los problemas de encima. Todas las preocupaciones y todo lo que no tenemos que pensar demasiado. Pero, ¿qué ocurre cuando determinados problemas son los causantes de no poder llevar a cabo el sexo?

Nuestra pregunta del día es muy sencilla: ¿por qué, cuando estamos mal con nuestro chico, no intentamos hacer un esfuerzo en la cama para quitarnos, de esta forma, la tontería de encima? Porque cualquier problema tiene su solución. Lo que ocurre es que exageramos demasiado las cosas. Y nuestras discusiones, lamentablemente, también afectan a la cama.

Y cuando esto ocurre hay dos posibilidades. Como os decíamos una de ellas es olvidarse de por qué habéis discutido. Y la otra es no hacer nada al respecto y estar de morros durante los próximos cuatro días. ¿Es necesario decir la que más te conviene? No solamente a ti, también a tu chico.

Vamos a esclarecer los detalles de por qué se os come una discusión. Una de las dos partes, o las dos, tenéis el orgullo demasiado elevado como para pedir perdón o como para dejarlo correr. Las discusiones son normal en una pareja. Sobre todo si ya estáis en el punto de convivencia diaria. Pero deberíais ser igual de maduros para afrontar las cosas.

Y la mejor forma de afrontarlas es dejándolas pasar. ¿Por qué, si el sexo es una vía de escape para todo, le damos importancia al estado crítico que tenemos con nuestro chico? ¿No os dais cuenta que solo os creará más problemas? Difícilmente una pareja puede sobrevivir con buen rollo sin sexo. Así que si no quieres más problemas, no dejes que vuestro enfado afecte al sexo.

Además, será la mejor forma de reconciliaros.

Imagen: 500px.com.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. es interesante

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *