Planes de pareja en Sant Jordi

¡Qué ganas teníamos de que llegase este día! Una de las jornadas más especiales del año, más bonitas y más encantadoras. El plan no es quedarse en casa, ni mucho menos. Sea Sant Jordi o San Jorge, el día de las rosas y de las flores es para disfrutar.

No solo por la felicidad que ahonda en las calles, no solo por la emoción de la gente, ni tampoco por la ilusión de todas las parejas. Sino porque se trata de una velada que tiene una historia y que está repleta de sentimientos. Por lo que es un día inmejorable para pasarlo en pareja.

Y claro, con este panorama, ¿quién querría quedarse en casa? Puede que no estés enamorada de nadie, puede que no tengas pareja y que estés soltera y bien contenta, pero ello no es motivo para no gozar de este bonito día. Empaparte del romanticismo de las calles no tiene por qué ponerte nerviosa. Es más, la magia que transmite te ayudará a estar más abierta y más recíproca a las señales de conquista.

Así que coge a tu mejor amiga y sal  a pasear. Merece la pena ver los diferentes puestos, descubrir las nuevas propuestas literarias y, en definitiva, impregnarte de todos los aromas de Sant Jordi. Nos hemos levantado romanticonas, sí, pero el resto del año ya tendrás tiempo de querer disparar cualquier relación.

Hoy es un día para, simplemente, limitarte a ser feliz. Y a tener ilusión por todo. Así que, si en cambio, estás en pareja, es momento de prepararle una buena sorpresa a tu chico. Te esperas la rosa, sí. Pero él no se espera lo que has pensado para esbozar en él una gran sonrisa.

Por un lado, tenemos siempre disponible el tradicional paseo por el centro de la ciudad. Pero Barcelona está repleta de gente, así que si estás buscando algo más de intimidad, llévatelo a otra parte. Sant Jordi no solo es la emoción de la ciudad, es también el cariño y el amor. Y no nos equivoquemos, Sant Jordi se contempla desde cualquier lugar.

Está en el aire, así que llévale a la playa. Llévale bien lejos y, ahora sí, dale tu regalo. Puede que se espere un libro, pero tú has pensado algo mucho mejor. Vais a leeros los mejores versos de amor de grandes clásicos. Y no olvides que Sant Jordi nunca tiene por qué finalizar. La magia nunca puede expirar.

Imagen: Siviglia.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *