Películas porno en pareja ¿Te atreves?

¿Te has planteado alguna vez ver una película porno con tu pareja como medio para excitaros? El porno suele ser un tema tabú ya que está asociado a la masculinidad y a prácticas sexuales en solitario, pero también puede haber otras opciones.

A muchas mujeres les sigue dando vergüenza reconocer en público que han visto una película porno o que de hecho, es una práctica habitual en sus vidas, mientras que los hombres no suelen tener problemas en reconocerlo y de hecho, en alardear de ello. Son motivos educacionales y de género, debidos básicamente a que la mayor parte del cine porno está realizado bajo una perspectiva machista en la que la mujer es la dominada por el macho alpha.

De ahí que muchas mujeres no se sientan cómodas con el porno (ni viéndolo, ni reconociendo que lo ven), aunque ahora ya existan otras opciones. No hablamos del conocido como “porno para mujeres” ya que dudamos bastante de las etiquetas, sino que existen películas porno en las que las mujeres no adoptan papeles de sumisión sino que el placer se da y se recibe de manera más igualitaria sin que deje de ser sexo explícito.

Además, también existen las denominadas películas eróticas, en las que en vez de mostrar directamente una relación sexual, más bien se insinúa. En ellas se cuida más la sensualidad y el erotismo y puede que haya personas a las que les excite más lo que les sugiere este tipo de películas que el porno en si mismo.

Si tu pareja y tú estáis contemplando la posibilidad de visionar una película porno juntos como medio para aumentar la excitación, podéis hablar primero del tipo de película que os gustaría. No te sientas rara por hacerlo, es algo perfectamente normal. De hecho, si en la pareja se utilizan juguetes sexuales, juegos eróticos y demás métodos de excitación ¿Por qué no utilizar el porno?

Aprovechad la película para dar imaginación a vuestra vida sexual. Es posible que descubráis nuevas posturas o prácticas que quizás no habíais probado antes y que al verlas, os apetezca practicar. Podéis ir probando con diferentes tipos de películas hasta encontrar la que más se ajuste a vuestras preferencias y necesidades y a partir de ahí, a disfrutar.

Imagen de “An education”

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *