Pareja: ¡Los típicos problemas Navideños!

La Navidad significa alegría, compartir, estar en familia… ¡Qué bonita escena! Pero… ¿realmente es así de bonita y perfecta? O más bien cuando tienes pareja, ¿es más difícil compaginarse con las familias que acertar con los regalos?

Las Fiestas Navideñas nos sirven para reunirnos con nuestras familias. Muchas comilonas, muchas risas… hasta que llega el típico comentario de no se quién, que dice no se qué y que habla de no se cuantos… ¡Pero que te sienta fatal! Si ya es difícil pasar estos días sin ningún altercado con TU familia, imagina con la familia de tu pareja. ¡Eso sí que es complicado!

Por ello, cuando llegan estas fechas es tradicional quedar cada uno con su familia y alternarse… hoy cenamos en tu casa y mañana comemos en la mía. Claro que sí, chicos… Hay que agradar a ambas familias. Si no luego llegan los malos rollos… ¡Que de esos hay muchos!

Es un problema acertar con la distribución del tiempo entre tu familia y tu familia política. Si te llevas bien con tus suegros, la mar de ideal. Pero… imagina pasar unos días tan bonitos con personas que ni aguantas ni te aguantan. ¡Pues haz de tripas corazón y hazle el favor a tu chico! Y ni se te ocurra echarte atrás.

Es sagrado que entre vosotros no haya roces por culpa de los demás. Así que, si vuestros amigos han hecho ciertos planes para Nochevieja que a ti no te convencen… comunícaselo a tu novio. Habladlo y sugerid una bonita escapada romántica. Mejor estar solos que mal acompañados… y sobre todo con los perlas de sus amigos… Así que recordad que las amistades no pueden ocasionar tampoco ningún problema entre vosotros.

Otro detalle que puede que os mantenga alterados son los regalos. Mucho tiempo buscando la idea perfecta como para que después o no te guste a ti o no le guste a él. Pase lo que pase, intenta mantener siempre una gran sonrisa… Recuerda que no hay nada peor que un rechazo. Si te ha regalado lo que tu querías agradéceselo como mejor sabes, ¿qué tal una buena noche de pasión? Y si no ha acertado… pues dale un besito y no te desesperes… ¡El año que viene más!

Y para que os organicéis mejor y no surja ninguno de estos problemas de familia, amigos y regalos entre vosotros, ¡os damos algunos consejos que os irán genial para terminar de pasar las Navidades con muy buen rollito!

¡Organización, señores!
Cuando estemos con las familias: ¿Qué queremos hacer estas Navidades? ¿Con quién preferimos pasar la Nochebuena y con quién la Navidad? ¿Qué le parece a mi chico? ¿Qué me parece a mí? Cuando quedemos con los amigos: ¿con mis chicas o con sus chicos? Distribuiros las noches, ¡que será por noches! E intentad, en ningún momento, no hablar mal de ninguna de las partes, ¡ni aunque la cena haya sido un auténtico desastre por culpa de las niñerías de esos machotes!

Tiempo para vosotros
De todos los días de vacaciones que hay, no olvidéis dedicaros más de uno para vosotros como pareja. Salid de compras, salid a comed, invítale al cine, improvisad una sesión de spa… Hay muchísimos planes para estar juntos. Incluso una sesión de cine en casa, unas palomitas y… ¡no paréis de hablar! La comunicación es la clave de toda relación.

Positivizad las cosas
Bien o mal, hay que pasar estos días. Y siempre es más fácil hacerlo teniendo una mentalidad positiva. Conforme a ti te gusta estar con tu familia, a él, también. Así que si respetas esto, te será mucho más fácil pasarlo bien con los suyos. Y aunque siempre tenéis que tener como prioridad estar vosotros juntos y ser felices como pareja, recordad que hay que positivizar ciertos detalles. Por ejemplo, la comida, los detalles, las conversaciones… Solo así serán más amenas esas interminables reuniones familiares. ¡Y tampoco será para tanto! Además, recuerda que es una vez al año. ¡Hacedlo por los dos!

Para pasar de la forma más feliz estas Navidades, vuestra pareja tiene que estar consolidada y aceptar las cosas tal y como son. Son días de estar con las familias así que, si tanto os queréis, debéis aguantar. Siempre surgen pequeños problemas en Navidad pero es totalmente normal. La salida de la rutina ocasiona algunas discusiones, pero es vuestro trabajo el poder relativizarlas. ¡Olvidad las tensiones y disfrutad al máximo de estas fechas! ¡Solo así podréis comenzar el 2012 siendo la pareja más positiva del año!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *