Pareja: ¡Nos vamos de picnic!

Una de las escenas más
sorprendentes de las calles de París es la de la gran cantidad de personas que
hacen picnic en los Campos Eliseos y en los alrededores del Sena. Por ello,
¿qué puede haber más romántico que hacer un picnic con tu pareja?

En primer lugar, ¡ya es hora de
romper esa relación entre los picnic y el campo! Hay mucha gente a la que no le
gusta el campo y sin embargo querría experimentar alguna vez las sensaciones de
irse de picnic. Este año, la última moda es hacer el picnic en la ciudad, e
incluso en casa. ¿Qué me dices, te atreves?

Lo fundamental para hacer un
picnic, ya sea en el campo o en la casa, es el mantel de cuadros, ¡todo un
clásico! Además de esto, necesitarás una manta o algunos cojines cómodos para
poner en el suelo y que resulte agradable sentarte allí algunas horas.

Una vez preparada la superficie
puedes decorar el alrededor de la habitación con unos pósters, dibujos,
peluches o cualquier otra cosa que se te ocurra. Lo divertido de esto es que durante
la comida podréis haceros fotos románticas, así que debes intentar decorar el
fondo para que luego quede bonito y parezca una foto de postal.

Ahora que ya tenemos todo el
entorno de picnic preparado, vamos a hablar de la comida. En París lo más clásico
son los tomates Cherry y el champagne, aunque esto se suele acompañar con una
ensalada, pasta e incluso pan con embutido. Como te digo, lo divertido de este
plan es romper la tendencia clásica, innovar y adaptar el plan a vuestros
gustos: llama a un japonés, haz unas patatas asadas o saca la fiambrera de sopa
de tu madre… ¡lo importante es comer y divertirte con tu pareja!

Finalmente, en un momento tan
acaramelado como es una tarde de picnic con tu pareja no puede faltar un buen
postre. Aquí sí que tienes que llevar una mouse muy dulce con varios tipos de
chocolate, unas fresas con nata o unos helados de vuestros sabores favoritos.
¡Hay que currárselo un poco para ponerle la guinda a un día tan divertido!

No olvides sacar unas fotos
durante la comida o en el postre para enseñárselas a vuestros amigos, ¡seguro
que os imitan en cuanto las vean! Y ya que vas a sacar fotos, es importante que
busques un vestido veraniego, un pañuelo para los hombros o alguna prenda que
imite el estilo campestre tan habitual en los picnic clásicos.

¡Atrévete y disfrútalo! ¡Hacer un
picnic en casa
es una forma romántica y original de pasar un rato divertido con
tu pareja!

Autor: Helena Invernon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *