Pareja: Fenómeno «Ni contigo, ni sin ti»

¿Acabas de descubrir que no sabes lo que quieres? ¿Lo odias pero al mismo tiempo no sabes estar sin él? Pues entonces eran de las que han inventado el fenómeno mundal ni contigo, ni sin ti. Sois muchas de estas. ¿Quieres conocerte mejor? ¡Sigue leyendo!

La teoría te la sabes muy bien. Eso de que el corazón y la cabeza deben ir por separado te lo has estudiado a conciencia pero… No sabes por qué siempre te ocurre lo mismo. Con todos los chicos. Y en especial con el último que has conocido.

Y es que él, tan guapo, tan grande, con esa personalidad y tan dulce que es… Te encanta y sabes que no podrías estar sin él. No es solo atracción, que la hay, sino el cariño que le has cogido. Pero al mismo tiempo, vuestros carácteres no terminan de congeniar al completo.

Os conquistásteis mutuamente. Y poco a poco te has ido enamorando de él. Poco a poco, sí. Porque en este proceso lo habéis dejado ya cuatro veces. Que no son pocas. ¿Las causas? No sabéis discutir. Y cuando lo hacéis… Que tiemble Roma. Y es que sois de carácter tan fuerte los dos que chocáis demasiado. Nunca estáis de Porno Sex izle Mobil Porno porno izle pornoacuerdo en nada.

Es muy difícil sentir por una persona. Pero con él lo has conseguido. Y claro, sientes amor pero al otro lado de la balanza está la desesperación de no aguantaros en determinadas ocasiones.

Este es el fenómeno ni contigo, ni sin ti. Que no sois persona cuando estáis separados y cuando estáis juntos os agobiáis demasiado. ¿Las soluciones?, te estarás preguntando…

Pues no es complicado. Para nada. Todo lo contrario, es más fácil de lo que piensas. Lo importante es no desesperarse y armarse de paciencia. Porque los sentimientos son lo que más importa. Es decir, Nosotras nos guiaríamos por el corazón. Si tanto os queréis, no podéis dejarlo escapar. Pero siempre teniendo en cuenta la cabeza.

Es decir, cuando os deis cuenta de que la situación no se puede sostener más. Cuando estéis cansados de idas y venidas y os hayáis hecho más daño del necesario, es entonces cuando toca decirse adiós. O al menos cuando toca hacer un pause… ¡Vosotros decidís!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *