Pareja: ¿Cuánto sabes de tu chico? ¡Aprende a conocerlo más!

Imagina que tu chico y tú fuéseis como las parejas de las películas… Novios idílicos, que lo saben todo del otro, que son capaces de terminar la frase que empieza su pareja y que se conocen hasta cada peca de su cuerpo. ¿Alguna vez has intentado conocer hasta tal punto a tu chico? ¡Te aconsejamos cómo hacerlo!

¿Crees que las mujeres debemos saberlo todo de nuestras parejas? ¿Crees que ellos deben saberlo todo de Nosotras? Puede que se enfadaran de saber muchas cosas que no saben… Aunque a muchas chicas, más desconfiadas e inseguras, les gustaría saber qué hace su chico en cada momento del día.

No es que sean controladoras, es que son demasiado inseguras consigo mismas y necesitan estar al tanto de que sus chicos están pensando en ellas. Hasta tal extremo es algo arriesgado. Porque las parejas deben basarse en la confianza entre ambos. Pero en su justa medida es tu obligación conocer la personalidad de tu chico.

Saber cómo actuaría ante tal situación, saber qué te diría si le hicieses una crítica, saber si pensaríais lo mismo de ciertos temas… Y ante la poca conversación que últimamente estáis teniendo, sientes que vuestro contacto se ha ido perdiendo estos meses. Lo que necesitas para volver a impulsar vuestra relación es cambiar el chip y empezar de cero. ¿Pero sabes cómo empezar de cero?

Hay que hacerlo bien. Debes empezar a preguntarte más por él, debes tener la incógnita de saber cómo es y estar más por la labor de conocerle. Y él debe hacer lo mismo por ti. Porque si tenéis problemas o tenéis cruces de opinión puede ser, en parte, por no conoceros lo suficiente.

Además todas las parejas deben saberlo casi todo. No todo porque perderíais la intimidad y al final os cansaríais. Pero sí estar pendiente de qué piensa vuestro chico si le decís esto o si le decís lo otro. Saber hasta qué punto llegar en una discusión, saber cuándo está de broma y cuándo no…

No nos referimos a las típicas preguntas sobre qué comida le gusta más o cuál es su color preferido. Nos referimos a preguntas más profundas que también, en parte, te afectan a ti y al transcurso de la relación.

Y sobre todo, en el caso de que viváis juntos te servirá de mucha ayuda conocer cuáles son sus sentimientos y saber sus emociones para disfrutar más de la relación con él. Y para las que todavía no os habéis lanzado a la convivencia, puede que esta sea la forma idónea de lograrlo.

Así que, esto no significa romper del todo, sino romper el molde. Romper hasta el momento, sin olvidar todo lo vivido. Esta será la forma de que vuestros sentimientos vuelvan a surgir tan naturalmente como las primeras veces. Y entonces, preocuparte más por cómo es y cómo se siente. De esta manera vuestra relación ganará en calidad y durará mucho más porque seréis más fuertes ante las adversidades que puedan nacer entre vosotros.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *