Pareja: Consejos para viajar juntos

Cuando hablas con tus amigas
hablar sobre cómo han ido sus viajes con sus parejas, siempre acabas llegando a
la misma conclusión: o fue un éxito rotundo, o un completo fracaso lleno de
tensión y discusiones. Para evitar que tu viaje sea de este último tipo puedes
seguir algunos consejos que harán que los viajes con tu chico marchen de una
forma fluida y ambos disfrutéis de la experiencia que supone conocer un nuevo
país.

Primeramente, la experiencia me
ha enseñado que es fundamental planificar el viaje al máximo posible antes de
marcharse del país. En casa tienes acceso a Internet, mapas, papel, bolígrafos
y cualquier otro tipo de recurso que puedas necesitar, así que es el mejor
lugar para tomar decisiones tranquilamente y con calma.

A la hora de hacer una
planificación para un viaje es importante pararse a contemplar todos los
detalles que puedan ocasionaros un problema una vez que estéis en un país
diferente al vuestro. Una de las situaciones de más tensión se plantea en el
trayecto que hay que hacer (generalmente con las maletas a cuestas) desde el
aeropuerto o la estación hasta el hotel. En este momento agradecerás
eternamente haber marcado el camino en casa o llevar consultados los horarios y
paradas de los autobuses o el metro.

Además de planificar las rutas
más frecuentes, también es importante consultar los horarios de los monumentos
y lugares que vais a visitar, ya que en Europa la mayoría de comercios cierran
bastante más temprano que en España. A la hora de seleccionar los lugares que
os interesan intenta agruparlos por zonas, de manera que dediquéis un día a
cada zona y no os tengáis que desplazar de una punta de la ciudad a otra sólo
para ver una iglesia.

Una vez resueltas las primeras
dificultades que suponen llegar a una ciudad desconocida, os encontraréis con
otro problema: vuestros gustos no coinciden y queréis ver lugares diferentes.
Ante esta tesitura, lo mejor es ceder e intentar visitar a partes iguales lo
que le apetece a él y lo que te apetece a ti. Recuerda que el viaje no es tu
viaje sino vuestro viaje, por lo que debe ser lo más agradable y divertido
posible para ambos.

Por último, si vas a hacer un
viaje fuera del país debes tener mucha paciencia y estar dispuesta a perderte y
a no saber dónde estás o cómo llegar al hotel. Esta situación puede parecer muy
catastrófica
, pero cuando se viaja a menudo acaba por perdérsele el miedo y
puede resultar incluso divertido si se sabe gestionar bien.

Lo fundamental ante este problema
es mantener la calma y tener paciencia. Dice el refrán que preguntando se llega
a Roma, por lo que antes o después acabaréis llegando a vuestro hotel o
encontrando una calle que os suena de algo. Hasta este momento, utiliza el GPS
de tu teléfono móvil para encontrar el lugar en el que estás si tienes
Internet, busca una calle principal en el mapa y dirígete hacia ella para
orientarte o pídele a algún lugareño que te ayude.

Eso sí, ¡mantén la calma y sé
educada!
Una de las claves que pueden suponer que te orientes dos horas antes o
después es saber pedir las cosas por favor y de forma calmada, escuchar con
atención y dar las gracias.

Autor: Helena Invernon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *