Pareja: Cómo compaginar vuestras aficiones

A simple vista parece una
pregunta muy fácil de responder, pero este es uno de los problemas que causan
más tensiones en la pareja. ¿Es aconsejable involucrarte en las aficiones de tu
pareja y practicarlas con él? ¿Cuánto tiempo a la semana es lo óptimo para
estar separados dedicándoos tiempo a vosotros mismos?

Si no tiene muy claro como
responder a estas preguntas, probablemente sea porque no estás gestionando bien
el tiempo de ocio de tu vida en pareja. En primer lugar, debes tener muy claro
que es imprescindible tener tiempo para ti misma. Una de las claves que hacen
que una pareja funcione bien es la confianza: que no estés a su lado no
significa que no lo quieras, sólo que te apetece divertirte con tus amigas y
pasar un rato de chicas.

Teniendo claro que es muy
importante que ambos mantengáis vuestras aficiones y no dejéis de lado a
vuestros amigos
para pasar más tiempo en pareja, pasamos al otro extremo:
también se corre el riesgo de pasar demasiado tiempo fuera de casa y de que no
haya horarios compatibles en los que se dedique un tiempo a la pareja y a
alimentar la relación.

Para evitar este problema es muy
aconsejable que, al comienzo de cada temporada, cuadréis vuestros horarios y elijáis
una serie de horas (las mismas a la semana para ambos) en las que tendréis la
oportunidad de pasar un rato fuera de casa
, tanto para practicar deporte como
para daros un masaje o salir con los amigos. En caso de que alguna semana os
apetezca pasar ese tiempo juntos, solo tenéis que llegar a un acuerdo y no
concretar ningún plan fuera de casa.

Una vez aclarada la cuestión de
los horarios pasamos a la siguiente cuestión: ¿es recomendable involucrarte en
las actividades de pareja
? Lo ideal se encuentra en encontrar un equilibrio, está en el punto medio. Es decir, que la actitud ideal es que te intereses y te
informes sobre los acontecimientos importantes de su afición, pero sin pasar a
formar parte de ella.

Y es que os podría traer problemas por
varios motivos. El primero es que en caso de ruptura asociarías esa
actividad a él, por lo que pasaría de relajarte y divertirte, a ser un auténtico suplicio.
Además de esto, esas actividades son vuestro momento para aprender y divertiros,
por lo que si las compartís no dejaréis espacio para la novedad. En una pareja
es muy importante que cada uno aprenda sus propias lecciones y tenga cosas que
enseñarle al otro al final de cada día.

Autor: Helena Invernon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *