Pareja: Claves para llevar bien la distancia

Partiendo de la base de que
mantener una relación a distancia resulta verdaderamente difícil, existen una
serie de claves que pueden ayudarte a llevarlo mejor y mantener la relación
viva sin asfixiar a tu pareja o dejarla sin atención.

En primer lugar, es importante
que ambos consensuéis una serie de días y horas en las que os viene mejor hablar
y pasar tiempo juntos. Aunque estéis separados, debéis dedicar tiempo a
compartir los acontecimientos del día a día
para que vuestra pareja sienta que
estáis conectados y seguís teniendo un vínculo que alimenta vuestros
sentimientos comunes.

Eso sí, esto no quiere decir que
os dejéis absorber por las nuevas tecnologías y paséis todo el día enganchados
al teléfono o al ordenador. Es muy importante que reservéis tiempo para
dedicarlo a vosotros mismos
, a vuestro trabajo, a vuestra familia y amigos. De
esta manera os alimentaréis de esa compañía y esas vivencias para seguir
creciendo y mejorando cada día, por lo que tendréis muchas cosas nuevas que
contar cuando volváis a veros.

Además de esto, otro peligro de
la distancia es que uno de los miembros de la pareja extrañe más al otro y
necesite más. A veces sucede que el punto que resulta cómodo para uno no lo es
tanto para otro, por lo que se desacompasan los ritmos y la relación se vuelve
insatisfactoria para ambos.
Una buena forma de arreglar este conflicto es
mediante la comunicación, estableciendo una nueva manera de actuar que os
beneficie por igual a ambos.

En este sentido, es muy
conveniente que intentes no agobiar a tu pareja preguntándole constantemente
dónde está o con quién. Dale su espacio, déjalo disfrutar y pasárselo bien y no
pretendas estar constantemente en su mente, pues esto resulta bastante
incompatible con la distancia
y acabará por causaros muchas discusiones.

Siguiendo con el ámbito del
espacio, también es muy frecuente ser demasiado posesivo a la hora de acordar
las fechas en las que os vais a ver en persona. Aunque esto varía mucho en
función de cada pareja, hay que tener en cuenta cuánto es el tiempo total que
se va a pasar separados y a partir de ahí organizar varios viajes para veros en
puntos del mapa que os resulten equidistantes a ambos.

En caso de que uno de los dos
tenga alojamiento propio en la ciudad en la que vive es más cómodo que la otra
persona se desplace hacia esa ciudad, tanto por el plano económico como por la
intimidad y la comodidad que supone poder convivir unos días sin tener que
hacerlo en un hotel.

En definitiva, lo más importante
para llevar bien una relación a distancia es darle a tu pareja su espacio y
aceptar que la otra persona tiene derecho a
disfrutar lo máximo posible de esa experiencia que le ofrece la vida.

Autor: Helena Invernon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *