Mindfulness para mejorar tu vida sexual

Los ejercicios de meditación y de respiración consciente pueden mejorar la calidad de las relaciones sexuales. El mindfulness consiste en la práctica de la atención plena y la concentración en el aquí y ahora. Un tipo de meditación consciente que contribuye a aumentar el bienestar emocional y psicológico.

Actualmente, estamos rodeados de miles de millones de estímulos y vivimos una vida algo acelerada… Tanto es así, que parece que nunca podemos descansar y que nuestra mente siempre está pensando en algo. Y eso nos está afectando, no sólo en la calle, si no también en nuestras relaciones sexuales.

Cuántas veces, mientras estás en plena faena no has estado pensando en otros quehaceres del día a día; que si los niños, el trabajo, la compra, las facturas, etc. ¿Imaginas que fueses capaz de concentrarte al 100% cuando estás con tu pareja?

 

 

El mindfulness te ayuda a ello, a conseguir tomar conciencia solamente de lo que está pasando en ese momento y disfrutarlo y te ayudamos a saber cómo hacerlo:

Una buena respiración es una de las claves para practicar el aquí y el ahora. Sentaros desnudos uno frente al otro, mirándoos a los ojos, respirando de manera pausada hasta que vuestra respiración se sincronice.

-Estimula visualmente a tu pareja y potencia la excitación a través de la vista.

-Besa a tu pareja de forma consciente, concéntrate únicamente en el beso que le estás dando. Cierra los ojos y nota sus labios, la textura, la temperatura.

-Disfruta del sentido del tacto. Explora su cuerpo con un aceite de masaje. Céntrate únicamente en disfrutar de acariciar sin pensar en lo que a tu pareja le pueda gustar más o menos y él/ella debe centrar su atención en las sensaciones, procurando que su mente no se vaya a ningún lugar. Si en este momento se priva del sentido de la vista, los otros sentido se intensificarán y la experiencia es mucho más placentera.

Aunque llegue el momento en que la excitación sea máxima, olvida que el objetivo es el orgasmo y mantén la atención en todas las sensaciones que ofreces y recibimos a través de todos nuestros sentidos.

En definitiva, estos ejercicios son una invitación al sentir y disfrutar del sexo, brindándole la importancia a cada sensación y sin permitir que la mente nos distraiga.

 

Imágenes: Pinterest, MdeMujer

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *