Masajes eróticos para enloquecer de placer

Los masajes eróticos tienen el poder de relajarnos, aflojar tensiones y llevarnos a un mundo de sensualidad y placer.

No existe nada más placentero que realizar un masaje erótico en un ambiente especial. Velas, música e incienso para crear una atmósfera ideal para disfrutar en pareja.

Estos encuentros íntimos son clave para aumentar la excitación y las ganas de estar juntos. Se trata de una práctica que une mucho a la pareja, en cuanto a la físico, emocional y espiritual.

 

Tipos de masajes eróticos

  • Con elementos adicionales: Para este tipo de masajes puedes utilizar instrumentos como plumas, talco, aceites, telas con texturas o guantes. La idea es que la piel tenga gran variedad de estímulos placenteros y puedas practicarlo en todo el cuerpo. Una buena idea es tapar los ojos del que le está recibiendo para intensificar su placer.
  • Masajes en la cabeza: Le puedes practicar caricias con las yemas de los dedos con movimientos suaves y lentos, él debe cerrar los ojos y relajarse. Luego bajar por el cuello y acariciar su pecho. Realizar una suave presión con la punta de los dedos en todo el cuero cabelludo. Es una práctica muy relajante para aflojar tensiones y de lo más placentera para los dos.
  • En la espalda: Con un aceite esencial, deslizando ambas manos desde el cuello bajando por toda su espalda, por los costados, haciendo movimientos circulares y practicando caricias. Puedes mantener una suave presión desde la nuca hasta el coxis. Para que sienta un placer extra, sigue el masaje por los glúteos y las piernas suavemente, el placer comenzará a incrementarse.
  • Sentados: Es otra manera de practicar el masaje. Él o ella puede sentarse en la cama con su espalda apoyada en el respaldo y tú te montas sobre su pelvis dándole la espalda. Es ideal para aplicar un masaje muy lentamente en sus genitales.
  • Realiza en su miembro movimientos firmes de arriba hacia abajo aplicando siempre un buen lubricante.  Luego en el glande, los testículos, aplica más presión o menos, varía la intensidad y los movimientos. Os volveréis locos de placer.
  • Cuerpo a cuerpo: Aplica aceites esenciales en tu cuerpo y frótate sobre tu pareja. Presiona las zonas que quieras estimular más. Puedes realizar movimientos frotando tu cuerpo desde su pecho hacia abajo lentamente y después vuelves a subir. Sentirá todo tu cuerpo sobre el suyo, arderéis de placer.

Los aceites esenciales son perfectos para practicar masajes. Busca tus aromas favoritos y ¡entrégate al placer!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *