Los juguetes eróticos para hombres existen

Juguetes sexuales para hombres: ¡los juguetes eróticos para ellos también existen!

 

Aunque puedan pasar desapercibidos, los juguetes eróticos para hombres existen.

¡Vaya si existen! Hay de todo y para todos los gustos.

¿O es que acaso ellos no tienen derecho a elevar su placer a otro nivel?

 

Aunque siempre hay novedades en el catálogo de la juguetería erótica, hoy vamos conmemorar los mejores juguetes para ellos.

 

Comprueba si los conocías:

Masturbador

El masturbador es el juguete masculino más popular.

Aunque puede tener formas muy diversas, el denominador común siempre es el mismo:

Tienen un agujero por el que entra el pene y dentro hay la posibilidad de que tenga distintas texturas para otorgar sensaciones distintas.

 

Parece muy simple, ¿no?

Que no te engañe, este aparentemente sencillo sistema es muy potente, más de lo que nos podemos llegar a imaginar.

 

Además, a este masturbador clásico se le pueden añadir variaciones que mejoran aún más la experiencia.

Por ejemplo, una característica muy común en este tipo de juguetes eróticos para hombres es el efecto succión.

 

Es algo tan sencillo como que el masturbador tiene otro agujero que hace este efecto cuando lo tapas con el pene dentro.

Por otro lado, también podemos encontrar masturbadores con vibración.

Sí, sí, como lees.

La vibración no es exclusiva para las mujeres.

 

Según comentan personas que lo han probado, los masturbadores con vibración que estimulan en glande emulan la sensación de felación.

Interesante, ¿verdad? 

 

 

Por si aún no estás sorprendid@, los masturbadores para hombre también pueden tener efecto calor que le añade un toque erótico y de sensaciones nuevas al tema.

 

 

Anillos para pene

Tal vez hayas oído hablar es estos juguetes sexuales, pero también es probable que no acabes de entender ni cómo ni para qué funcionan.

Como su propio nombre indica se trata de un anillo que, en vez de ponértelo en el dedo te lo pones en el pene.

 

El anillo resulta muy placentero porque ejerce la presión justa y necesaria para acumular la sangre en el pene y así aumentar su sensibilidad y con ello, el placer.

 

Tan sencillo como esto.

Pero… ¿Dónde lo pongo exactamente?

Pues depende de la reacción que quieras provocar.

 

Si quieres erecciones más potentes y duraderas ponlo en la base del pene.

Si lo que buscas es aumentar el placer pon en anillo en la base del glande que es la parte más sencilla del pene con 4.000 terminaciones nerviosas.

 

Como los masturbadores, aquí también tienes la opción de encontrarte con anillos para pene con vibración que aumenta las sensaciones.

Además, este tipo de anillo suelen servir para estimular el clítoris durante la penetración y así, ella pueda llegar más fácilmente al orgasmo.

 

 

Como muchos otros juguetes también hay anillos para pene con control remoto.

Y es que estar cómod@ es esencial para poder disfrutar.

 

Estimulador de próstata

No son muchos los hombres que se atreven con este placer, ya sea por desconocimiento, miedo o prejuicios.

 

Pero la realidad es que la anatomía les ha regalado un tesoro a los hombres, en concreto, el punto G masculino está en la próstata (a 5 cm de la entrada del ano)

Aunque pueda parecer muy complicado, estimularlo es pan comido.

 

Puedes hacerlo con el dedo y un lubricante de silicona para que se deslice con más facilidad o con un estimulador de próstata.

 

Estos juguetes se caracterizan por tener la punta un poco curvada y la base hace de tope para que no se pierda dentro.

De nuevo, hay estimuladores de próstata con vibración, control remoto y con movimiento.

 

Sea el juguete que sea, si algún día te haces con alguno que sea de batería recargable por USB, debes saber que son sumergibles (la mayoría de ellos).

Esta característica es un extra a valorar a la hora de elegir, ya que las sensaciones bajo el agua son muy distintas.

 

Con estos juguetes se consiguen orgasmos mucho más intensos y placenteros.

Descubrirlos está en tus manos.

 

 

 

 

Imágenes: Platanomelón 

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *