Los 5 enemigos del deseo

Descubrimos las cinco situaciones y elementos más anti eróticos que suceden cuando los años pasan y la rutina se instala en la cama.

Hace muchos años que se sabe que nuestro mayor órgano sexual, tanto en hombres como en mujeres, es el cerebro. Es el mayor generador de deseo y controla la capacidad de la persona para influir y concentrarse en las sensaciones placenteras. Pero también puede ser el máximo boicoteador del sexo cuando se dedica a recordar preocupaciones y potenciar emociones como el miedo y la ansiedad antes, durante y después de las relaciones sexuales.

Por este motivo muchas parejas deciden emplear afrodisíacos en su relación en busca de mayor satisfacción sexual pero no se dan cuenta de que en ocasiones se encuentran con situaciones o momentos que propician totalmente lo contrario. Es importante descubrir estas situaciones para eliminarlas.

La estética antilujuria. Pese a la evidencia de que dejarse los calcetines negros extingue el deseo de cualquiera, lo cierto es que algunas parejas después de años de convivencia, o por la confianza de la cotidianeidad se olvidan de esos detalles que con el tiempo acaban pasando factura. El plano visual es muy importante en el sexo, gran parte de la excitación proviene de lo que vemos así que no conviene olvidarlo.

Detalles a desterrar. Si eres hombre olvídate de los slips de algodón al más puro estilo Torrente y si eres mujer jubila las bragas fajas, que disimulan mucho con la ropa pero sin ella la excitación sexual huye, y cuida los pequeños detalles como la depilación. ¡Que los pelos a oscuras también se notan! Por supuesto los pijamas de franela que dejan todo a la imaginación porque son como unos sacos ¡descartados!

«El aquí te pillo aquí te mato» sin acuerdo. De vez en cuando está muy bien pero solamente de vez en cuando. Las mujeres necesitan su excitación para llegar al clímax y eso es un proceso mucho más lento que el masculino por eso los juegos sexuales anteriores al coito son muy importantes para ellas. Si no es así se corre el riesgo de que no sienta nada y por tanto la relación solo la disfrute el hombre.

La sexualidad es mucho más que la genitalidad y en el sexo de calidad no hay que ir directo al grano, porque todas y cada una de las zonas del cuerpo son susceptibles de estimulación. Si la noche de pasión se convierte en minuto y medio de pasión, la experiencia puede actuar como condicionante inhibidor del deseo para futuros encuentros.

Cuando tres son multitud. Mencionar en pleno acto sexual el nombre de un ex, puede cortarle la respiración, la circulación, la erección y encima puedes ganarte un serio problema. Ese lapsus contamina la habitación de un ambiente enrarecido en cuestión de segundos. En otras ocasiones, la cama puede convertirse en el camarote de los hermanos Marx si las preocupaciones diarias nos absorben y son capaces de traer en el momento más inoportuno a la suegra, los padres, el jefe y la vecina a la propia mente justo cuando se debería estar de lo más entregado. Lo que hace que nuestro encuentro sexual se convierta en cualquier cosa menos sexual.

Los apelativos del desencanto. En el día a día puedes llamarte como quieras pero en la cama hay que tener un poco de cuidado de no ser el colmo del azúcar, ya que puede arruinar el mejor encuentro sexual. En el otro extremo están aquellos que utilizan para las ocasiones íntimas para denominar a su pareja de forma, digamos «un tanto fuerte». De no seguir ambos el mismo código se puede ofender a la pareja y arruinar el encuentro.

Desincronía sexual. La compatibilidad erótica no es algo que se logra de un día para otro, las parejas tienen que aprender a entenderse y a respetarse tanto en lo emocional como en lo sexual. No obstante, siempre es mejor partir de cierta afinidad sexual en lo que a gustos y ritmos se refiere. Cuando existe mucho desfase entre los dos, y lo que para uno es rápido para el otro es lentísimo, y lo que para el otro es tierno y tranquilo para el uno es anodino y aburrido, la escalera que se eleva hacia el deseo puede resquebrajarse.

La excitación puede estancarse si uno de los dos tiene la sensación de que su pareja pierde el pulso, cuando simplemente es que es más relajado o pasivo que él/ella. Y en el caso contrario, cuando la pareja es tan vehemente sexualmente que sus gritos y gestos enfáticos de placer terminan asustando al otro que asiste perplejo a la liberación de la pasión de su pareja, como si de un exorcismo sensual se tratara.

Ver más…

Especial afrodisíacos: esencias, recetas, cóctels, bailes…¡todo para una noche de pasión!

5 comidas para ponerlo a 100… ¡Saltarán chispas!

Autor: Itziar Oteo

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Comentarios a enviarjose leelo

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/sexo`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/loa in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367