Llegar antes que él ¡Consejos para que no te pille el toro!

¡Que levanten las manos todas aquellas que, en alguna ocasión, han deseado dejar calvo a su chico! ¡Que levanten las manos todas las que, después del «que llego, que llego», le han pegado un pellizco a su chico para desconcentrarlo! ¡Que levanten las manos todas aquellas que, en algún momento, han improvisado planes para que su chico no llegase al orgasmo antes!

Tenemos que reconocer que este problema siempre va a estar ahí. Y sí, es posible que tú ya hayas conseguido superarlo. Pero es una pena que todas las nuevas generaciones que se introducen en el ámbito del sexo, tengan que descubrir, en su mayoría las mujeres, que el sexo no es tan reconfortante y placentero como se dice que es.

Lo más curioso es que sí que lo es. Pero hay que saber cómo llevarlo a cabo, para que nuestras relaciones se asemejen a las pelis eróticas. ¿Entendéis de lo que hablamos, no? De sobra conocido por todas es el hecho de que ellos han sido galardonados con un don… El del deseo, el placer y la consumación de esta unión. Y a Nosotras, ¿qué nos queda? Pues ser el medio para lograrlo.

Pero nada de eso. Hay que resistirse y hay que pensar en ciertas motivaciones personales para que, literalmente, no nos pille el toro en la cama. Chicas, puede que en algún momento hayáis perdido la motivación… Pero no es imposible enseñarles a vuestros ligues a saber el protocolo de actuación en la cama. El placer es de ambos. Punto 1. Y si no, la mujer es la que se merece tenerlo, que para eso los hombres deben ser caballerosos.

Bromas a parte, el placer corresponde a los dos. Y es un suplicio, un aburrimiento y una tortura el tener que acostarte con alguien que no sabe satisfacerte. Sí, se interesa para que disfrutes, pero no consigue pillarte el punto. Lo habéis intentado de todas las formas posibles… De lado, boca arriba, boca abajo, posiciones varias, Kamasutra arriesgado…

Y que nada, que al final él termina con tres piernas más hinchadas de lo normal. Y tú mordiendo las sábanas para controlarte de alguna forma antes de comértelo de la rabia. No es un secreto, no. Y, lamentablemente, a todas las mujeres nos toca pasar por un procedimiento más costoso de lo normal. Al menos mucho más que en el caso de ellos, que tienen sus primeras erecciones a muy temprana edad. Y eso que Nosotras somos las primeras en desarrollarnos…

A ver, la clave está en retardar su llegada. O en avanzar la tuya. Pero no, no te vamos a hablar de lo mismo de siempre. Porque ya sabes que la lencería es fundamental, que los juegos previos son básicos y que hay que seguir al pie de la letra las posturas del Kamasutra. Te lo vamos a decir muy claro: es poco probable, y deberías ser una afortunada entonces, que llegues al orgasmo sin estimulación clitoriana.

Sinceramente, todo se reduce a este tipo de contacto. Puede que hayas leído muchos artículos o encuestas preguntándote si eres vaginal o clitoriana. Pero lo que desconoces, es que, a no ser que seas una súper heroína, es imposible llegar al orgasmos sin masturbación previa en la zona del clítoris. Lo mejor es la combinación entre ambas. Pero, queremos decirte que, por mucho que estéis cinco horas con la penetración, si no hay roce en tu zona superior, no habrá orgasmo posible. Sí, tendrás placer. Pero no será comparable al de la consumación.

Suerte también que existen ciertos estimuladores para chicas. Si tu chico no se acuerda, puedes aplicártelo con tus propias manos, antes de empezar a jugar o a entrar en la masa… Se llama Play O, y es una de las apuestas de Dúrex para llevarte directamente al orgasmo. Este milagro, combinado con unos preservativos Mutual Clímax, ayudarán a retardarlo a él, y a avanzarte a ti. Y así, tranquila, ya no le arañarás de odio, sino de placer.

Imagen: H&M.

 

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *