Leyendas sexuales: ¡Todo lo que no debes creer sobre el sexo!

Hay muchas leyendas que se dicen sobre el sexo y que no debes creer. Nos impiden a disfrutar de nuestras relaciones en plenitud. ¡Desterramos cuáles son los mitos sexuales más comunes!

¿Quién no ha pensado alguna vez ciertas preguntas subidas de tono? Cuestiones que no sabes a quién hacerselas, por miedo a quedar mal. ¿No sabes si hablarlo con tus amigas, o con tu madre, o con tu novio?

En todo momento de nuestra vida, cuando nos iniciamos en el sexo y cuando comenzamos a practicarlo con frecuencia, nos asaltan algunas emociones que se contradicen con lo que siempre nos han contado acerca del sexo. Para todas vosotras, seáis jóvenes o adultas, os resolvemos algunas dudas que seguro que alguna vez habéis estado pensando.

1. Los orgasmos vaginales son los más extendidos
Hay muchas formas de llegar al clímax. No solo con los orgasmos vaginales, también con la estimulación del clítoris o de los pechos, por ejemplo. El orgasmo es una sensación de placer, provocada por lo que sea.

2. Las fantasías sexuales no son sanas
Todo lo contrario. ¡Son sanísimas! Cuando tienes una fantasía, estimulas psicológicamente tu sexo. Y si la llevas a cabo, el placer es doblemente intenso.

3. El clítoris es un botón
Realmente no es un botón, es como una raíz con terminaciones nerviosas que llegan hasta la entrada de la vagina. Por eso al excitarla sientes que te vibra todo.

4. Las mujeres multiorgásmicas no existen
También es mentira. Todas las mujeres somos diferentes. Y una puede tener dos, tres o cuatro orgasmos seguidos. Pero también habrá mujeres que tengan uno o ninguno. No está marcado, depende de la ocasión y del nivel de placer.

5. En el sexo, hay que gritar
La historia del cine nos ha grabado en la mente que cuando llegamos al orgasmo tenemos que gritar como locas. Pero no tiene por qué ser así. Y por supuesto, no serás peor en la cama por no gritar. Todas tenemos diferentes formas de expresar nuestro placer.

6. Las relaciones sexuales deben ser largas.
No es necesario. Está claro que cuando más tiempo estés en el tema, más posibilidades de placer tienes. Pero puede ser que una relación de diez minutos ya te aporte muchísimo placer. El sexo no tiene una medida estandard.

7. El hombre solo se excita con lencería
Es verdad que el hombre se excita con lencería, pero no todos. Al igual como otros se excitan con bailes, palabras, con miradas o con besos. La lencería siempre es aconsejable para una noche de pasión porque le enciende más todavía. Pero no olvides que para conseguir ponerle de verdad a tono, esta debe ir acompañada de otras técnicas sexuales.

8. Si sueñas que besas a una chica, eres homosexual
Eso es una tontería. La fantasía sexual te permite desarrollar tus instintos y disfrutar de todo. Pero no por ello te tienen que gustar las chicas. Además nuestros deseos sexuales no tienen nada que ver con nuestra sexualidad. Una mujer puede ser heterosexual y, al mismo tiempo, excitarle otra mujer. Los sueños, sueños son.

9. Si necesitas lubricantes para hacer el amor, es por falta de deseo.
El estrés y las preocupaciones pueden hacer mella en tu cuerpo. De tal forma que es posible que tu lubricación no sea la más óptima para la penetración. ¡Pero para eso están los lubricantes! No sientas vergüenza por ello.

10. Si usas juguetes eróticos, tu pareja no te excita
También es totalmente falso. Los juegos sexuales se utilizan para que el erotismo vaya a más en vuestra relación y no os estanquéis a la hora de hacer el amor. ¡Son geniales para romper la rutina!

No prestes atención a todas las cosas que se dicen sobre el sexo. Estos son solo algunos de los mitos y prejuicios nada beneficiosos con el sexo. Si los crees deteriorarán tu manera de vivirlo y de disfrutar con tu cuerpo. ¡Olvida todas estas tonterías!

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *