Las rupturas y el verano van de la mano

Las rupturas en verano son un clásico y lo raro es que no te dejen o no te den ganas de dejar a tu pareja cuando llega el calor, las vacaciones y el tiempo libre. Sí, el tiempo libre, ese gran lujo del que tanto nos quejamos por el brillo de su ausencia, a veces, es lo que nos mantiene ocupados para no despendolarnos. Las rupturas en verano tienen un nombre: Síndrome de Erasmus. ¿Qué es esto exactamente y cómo evitar que suceda?

Lo primero de todo es aceptar que no podemos evitar nada, si alguien quiere dejarnos, va a pasar tarde o temprano. Lo mejor es confiar y ser felices con nuestra pareja sin hacer demasiadas suposiciones. Pero claro, el calor y el verano llaman al contacto, y acostumbrados a pasar poco tiempo con nuestra pareja, llega el tiempo libre y se nos hace largo.

Los hay que no quieren llegar a este momento, y saben que lejos de su pareja lo que van a querer es ‘echar una cana al aire’ – o dos y tres-. Es entonces cuando se produce el Síndrome Erasmus, la separación antes del verano. Solo una de cada tres parejas se dejan después de las vacaciones, pero claro -teniendo en cuenta que el final es el mismo-, por lo menos que nos dejen antes no es tan malo si podemos buscar socorro en otros brazos.

Las rupturas en verano o antes de verano mejor dicho, son más sensatas de lo que parece. Al final nos estamos ahorrando mentiras y dolores de cabeza. Al final hay que hacer como todo, estar preparados para las sorpresas y saber darle la vuelta a lo que no nos gusta. Lo positivo de una ruptura en verano es que hay muchos peces en el mar y ninguna excusa de falta de tiempo. Quien sabe si ese ‘rollete de verano’ es el mejor de tu vida, si puede enseñarte algo nuevo o si llega para quedarse todos los inviernos y primaveras.

Si alguien es capaz de dejarte ambos estáis de suerte, no era para ti, y como una vez escuchamos: ‘el que sea para ti ni se casa ni se muere’, así que a disfrutar de lo que venga y lo que pase, y si nos vamos de erasmus que sea bien lejos.

Imágenes: cosmopolitan.es, blogs.fucsia.co,constantinfilm.at, 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *