Ser fiel en una relación es de personas inteligentes

Ser fiel o no serlo. Esa es la cuestión. Una cuestión que por cierto, ha sido muy debatida, criticada y estudiada al largo de los años. Ahora un estudio acaba de confirmar la idea de que las personas fieles son más inteligentes. Sin duda son más listas porque ¿Quién quiere meterse en problemas? Alguien inteligente dejaría sin más a la persona con la que está si realmente no quiere hacerle daño, pero ¿es lo mismo ser listos que ser inteligentes?

Algunos locos hablaran de la fidelidad como una ‘losa que coarta nuestra individualidad e independencia’, pero realmente para la gran mayoría la fidelidad es un valor fundamental en la pareja. Para todos aquellos que veáis la fidelidad hacia el otro un obstáculo para ser libres y vivir experiencias, debéis saber que la ciencia ha hablado y ha demostrado lo siguiente: “ser fiel a tu pareja no implica renuncia sino que, más bien, es un síntoma de inteligencia”. No os penséis que acaban de constatar esto a la ligera, al parecer es la conclusión de años de investigación a la incapacidad del ser humano por ser fiel.

¿Y quienes han sido los encargados de llevar a cabo este estudio? Pues el Departamento de Fisiología y Neurociencia de la Universidad de Nueva York, con el director Rodolfo Llinás en la cabeza del estudio. Lo que han hecho es:

  • Analizar amores desde el punto de vista cerebral: consideran personas inteligentes aquellas que creen en el ‘amor eterno’ como patrones amor fijos sobre el otro y pueden llegar a efectuarlo.
  • Analizar el afán que mueve a las parejas a la hora de tener sexo, entre ellas o con otras personas.
  • Analizar cómo se entiende el placer, si es considerado como un sentimiento ligado al compromiso o no.

La clave de esta investigación está en lo que probablemente te estés preguntando: ¿Qué tendrá que ver la fidelidad con la inteligencia? Según Llinás, al final todo se basa en buscar la tranquilidad, en buscar un ‘funcionamiento’ que verdaderamente contemple todo lo que nos importa en la vida. Si esa persona tiene todo lo que para nosotros es importante conservar, lo que realmente nos hará estar tranquilos es serle fiel, conservarla y como se suele decir “lo cuidarás tanto como lo quieras, y lo querrás tanto cómo lo cuides“.

Esto es lo que hacen las personas inteligentes, no echar a perder lo que saben que quieren conservar. El que es infiel no está siendo listo porque anda confundiendo valores y a su vez a las personas que se cruzan en su camino. Estar por mero placer con alguien no es algo negativo, pero si estamos junto a una persona lo inteligente es conservarla, y es de ‘listos’ saber cuando hay que retirarse -siempre con elegancia-.

Los estudios de Llinás no han sido los únicos, Satoshi Kanazawa, experto en psicología evolutiva de la Escuela de Ciencias Económicas de Londres, asegura también que: “la fidelidad está siempre más presente en varones con alto cociente intelectual. Tan solo aquellos con escasa inteligencia se siguen inclinando hacia la promiscuidad” . Ahora solo nos queda seguir viendo como evolucionan los desarrollos de nuestro sistema de convivencia pero algo esta claro: ser fiel no es un sacrificio, es un síntoma de inteligencia, o al menos eso dice la ciencia.

Imágenes: codigonuevo.com, elimpulso.com

 

 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *