Las parejas felices tienen más posibilidades de engordar

¿Por qué solemos engordar cuando estamos en pareja? Esta duda siempre nos ha causado mucha curiosidad a las redactoras de Nosotras.com y parece ser que finalmente un estudio ha dado con la respuesta.

Los estudiantes de la Universidad Metodista del Sur analizaron durante cuatro años a 160 parejas preguntando sobre la felicidad conyugal y pesando a cada miembro de la pareja. Después de repetir estos pasos cada seis meses durante cuatro años, los estudiantes llegaron a la conclusión de que las parejas felices y estables dejan de esforzarse por mantener la apariencia física. Cuando llevas años al lado de una persona, lo más probable es que lo que te une a ella es algo más que un físico por lo que no parece descabellado que, poco a poco, la apariencia física pase a un segundo plano.

Sin embargo, el estudio también concluye que las parejas que conviven con poca armonía no aumentan de peso, incluso adelgazan, hasta llegar al punto de que las personas que se divorcian son las que se mantienen en mejor forma física. En cambio, las parejas que viven felices experimentan aumentos de peso con mayor facilidad. De hecho, los investigadores observaron que cada vez que realizaban el encuentro con las parejas (cada seis meses) estos afirmaban estar felices, y la felicidad venía acompañada de un aumento de peso, concretamente haciendo un promedio, de un aumento de 0.12 de su índice de masa corporal.

¿Cómo interpretar los resultados? Pues bien, al parecer, las parejas felices no sólo están tranquilas al tener a la persona que quieren al lado por lo que pueden llegar a relajarse sino que, además, realizan muchas actividades juntas como por ejemplo comer. Aunque parezca una tontería, el hecho de comer en pareja nos lleva a comer más.

Además las parejas que no son felices y contemplan la posibilidad de divorciarse suelen preocuparse mucho más por su cuerpo y por su apariencia física para ser atractivo a los ojos de los demás y estar a tiempo de encontrar a alguien para una nueva relación.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *