La importancia de relajarse en el sexo

No para todas las mujeres el sexo es una práctica completamente placentera, y es que el disfrute depende en gran medida de nuestra disposición mental y no únicamente de la física.

Relajarse en el sexo es tan importante como relajarse los fines de semana, en las vacaciones, mientras hacemos ejercicio o al terminar el día. Con estos ejemplos tan cotidianos es más fácil visualizar por qué durante los encuentros íntimos debemos tener la disposición anímica adecuada para disfrutarlos al máximo.

El estrés influye negativamente en las relaciones sexuales, haciendo que nos sintamos apáticas ante la intimidad, lo que sin duda puede afectar nuestra relación de pareja. Pero además este tipo de nerviosismo hace que todo nuestro cuerpo se tense, incluyendo los músculos vaginales, lo que hace que la penetración pueda ser molesta o dolorosa.

La tensión es también responsable de disfunciones sexuales como el vaginismo o la dificultad para alcanzar los orgasmos, y es que si nuestro cuerpo y mente no están de lleno en el acto sexual resultará difícil disfrutar de los estímulos que nuestra pareja nos brinda, y por tanto alcanzar el placer se complicará.

El sexo es, de por sí, una actividad relajante que nos ayuda a liberar endorfinas, mejorando así nuestro humor y estado de ánimo, una práctica que favorece el ejercicio cardiovascular, garantizando la salud de nuestro corazón y que además beneficia la relación de pareja estrechando los lazos. Por ello hay razones de sobra para olvidarnos de la tensión y disfrutarlo al máximo, sin peros ni complicaciones.

Relajarse en el sexo es la clave de una intimidad feliz, motivo más que suficiente para animarnos a hacerlo.

Imagen: Mujer y Punto

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *