KAMASUTRA heterosexual, lo que expresa cada postura

Cada postura del KAMASUTRA es un mundo en el que experimentar nuevas sensaciones.

 

Para alcanzar una vida sexual plena y satisfactoria, puedes experimentar con miles y miles de posturas sexuales y juegos.

Pero hay posiciones sexuales a las que serás más afín ya que van acorde con tu personalidad.

¿Sabías que cada postura sexual tiene una personalidad?.

Vive tus relaciones sexuales como nunca antes gracias a las posturas del kamasutra heterosexual.

 

Flor de loto

Tener penetración mientras estáis sentados y abrazados, el uno enfrente del otro, no es una postura que le guste a todo el mundo.

La flor de loto es ideal para aquellas personas que se caracterizan como MUY cariñosas y que necesitan estar en contacto con la otra persona.

Son aquellas personas que cuando hablan tocan al otro, que para saludarte te dan un abrazo…

 

 

El barco de vela

Si por lo contrario eres de aquellas personas que saludan con la mano, que te consideras más bien fría/o, que vas un poco a tu bola, sin duda la postura del barco de vela es para ti.

Es una postura en la que no existe el contacto visual y en la que sólo están en contacto los genitales.

Nada de abrazos o caricias.

Él está tumbado mirando hacia arriba con las piernas ligeramente flexionadas mientras ella se sienta encima de él dándole la espalda.

 

 

 

 

La V

Para aquell@s que no podéis desconectar del gimnasio y veis el sexo como una manera de mantener la línea, vuestra postura es la V.

Aquella en la que el hombre está con las piernas estiradas mirando hacia arriba y aguanta su espalda con sus manos.

Y ella se coloca encima de él haciendo la misma postura.

Durante la penetración, ambos pueden mover la pelvis y también estar en contacto visual.

 

 

El perrito

Para aquellos que les guste sentirse un poco primitivos, o dicho de otra manera, salvajes, les encantará la postura del perrito.

Ella se pone a cuatro patas mientras él la penetra.

Se dice que esta postura es la más común entre los neandertales.

Así que si eres de los/las nostálgicos/as de la prehistoria, esta es tu postura.

 

Todo para mí

Mujer, ¿te gusta llevar las riendas en la cama?

La postura todo para mí es para aquellas mujeres que quieren dominar toda la situación en la cama.

Y es que al estar encima de él, mientras está sentado, ella es la que tiene todo el control sobre la penetración.

Eso sí, también te tiene que gustar estar abrazados y sin una pizca de espacio entre vosotros.

 

 

 

 

La cuchara

Hay personas que se aferran a la ley del mínimo esfuerzo.

No es malo, cada uno es como es. Si te consideras un poco vago/a, la cuchara es la postura perfecta para ti.

Casi no tienes que hacer nada. Tumbados, ella se pone de espaldas a él y ya está. Mira que fácil.

Lo mejor de todo es que con esta postura consigues cosas muy importantes: estimular el punto G directamente y tener vía libre para estimular el clítoris.

 

 

Misionero

Hay pocas posturas que te hacen sentir todo el contacto con la otra persona.

Para aquellas personas a las que se consideran muy sensibles, esta postura es genial.

Y es que al estar el uno encima del otro, el tacto y el contacto visual están asegurados.

Además, con esta postura lo podéis tener todo: penetración que estimule el punto G y al mismo tiempo, estimular el clítoris con el roce.

¡Bien pegaditos!

 

Imágenes: Platanomelón

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *