Juguetes eróticos para ser una experta del punto P (el punto G masculino)

 

¿Cómo ser una experta en el punto P (el punto G masculino) con juguetes eróticos?

 

Los juguetes eróticos no sólo mejoran nuestras relaciones, sino que también nos convierten en experto/as del sexo.

Y es que cuando más experimentas tu cuerpo, más sabes sobre él.

Así que, ya sean bolas chinas como vibradores, tienes que saber que los juguetes eróticos son muy buenos maestros.

 

Para que lo compruebes por ti misma/o, te ponemos un caso práctico para que sigas explorando tu sexualidad, ya sea sola/o o en compañía.

Hablemos de los juguetes eróticos expertos en el sexo anal.

 

 

Todos sobre la zona anal

Antes de adentrarnos en los tipos de juguetes eróticos especializados en el sexo anal tenemos que saber cómo funciona esta zona tan delicada y muchas veces olvidada.

 

El ano NO lubrica. 

El primer aprendizaje en la asignatura de sexo anal es que el ano no lubrica de forma natural.

Es por ello que es súper necesario usar lubricante.

Pero no vale hacerlo con cualquiera.

 

 

En el sexo anal es más que recomendado (casi obligado) usar lubricante de base de silicona para dilatar la entrada y la zona que, como decimos (y repetimos), no lubrica.

El lubricante de silicona es mucho más resistente y denso, perfecto para el ano.

 

Punto P (P de Próstata)

Después de entender este primer paso, vamos a por un poco de anatomía.

El sexo anal es placentero para mujeres y también para hombre.

Es más, los hombres tienen el gran privilegio de tener un punto erógeno justo a 5 – 7 cm de la entrada anal.

 

 

 

 

Encontrarlo es muy fácil.

Después de lubricar tu dedo corazón, acaricia y lubrica la entrada del ano y, muy poco a poco ves entrando.

Hazlo con cariño; es una zona muy sensible y, a lo mejor al principio te cuesta pero sigue adelante.

Si le estás haciendo a un hombre, llegará un punto (cuando tu dedo llegue a su tope) que notarás un bultito.

Ese bulto es el punto P (en los hombres) y para estimularlo sólo tienes que dar unos suaves golpes en él con tu dedo.

 

 

Hacer esto hará que sus orgasmos sean mucho más intensos.

¡Te encantará ser quien le descubra un nuevo placer y estate segura/o que no lo olvidará nunca!

 

 

Juguetes eróticos para ser un/a experto/a

Ahora ya sabes cómo hacerlo.

Pero aún puede ser mejor gracias a los juguetes sexuales especializados en estimular esta zona.

Una característica que te ayuda a reconocer un juguete anal es la base que hace de tope. ¡No querrás que se pierda por ahí!

 

Sabemos que te hemos dicho que para el sexo anal utilices lubricante de silicona.

Pero si vas a hacerlo con juguetes eróticos, es mejor que uses lubricante de base de agua para no dañar el material de éstos (sobre todo si están fabricados de silicona hipoalergénica).

 

Cadenas anales.

Las cadenas anales son perfectas para empezar con el sexo anal.

También se conocen como ‘bolas tailandesas’ en referencia a las bolas que la forman.

El tamaño de las esferas aumenta progresivamente, de manera que la primera bola que se introduce en el ano es la más pequeña y la última es la más grande.

 

 

 

 

Plugs anales. 

Los plugs anales pueden ser de muchos tamaños.

Se caracterizan por su forma ovalada y su base de tope para manejar y controlar la entrada y salida.

 

Muchas veces, estos juguetes se venden en kits en los que puedes encontrar tres o más tamaños, lo cual es perfecto para principiantes en el tema anal.

 

 

 

 

 

Dildos.

Pasamos a nivel experto con juguetes para personas que ya han tenido experiencias anales: los dildos.

Igual que hay dildos vaginales, también los hay anales.

Y es que, aunque el punto P (en el caso de los hombres) se encuentra a 5-7 cm de la entrada del ano, la parte final del ano también es una zona muy placentera (tanto para hombres como para mujeres).

Los dildos son perfectos para estimularla, sobre todo si su base es de ventosa para así poder jugar solo/a.

¡Y no olvides el lubricante de base de agua!

 

 

Vibradores anales.

La vibración es una funcionalidad muy demandada en los juguetes eróticos.

Y, como no, también en los juguetes anales.

Los vibradores anales son perfectos para estimular la zona que, muchas veces, por falta de costumbre y conocimiento, no sabemos cómo hacerlo.

Igual que en la estimulación vaginal, los vibradores son ideales para no tener que hacer nada más que abandonarte al placer.

 

 

 

 

Imágenes: Platanomelón

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *